El 90 % del consumo de antibióticos se registra en Atención Primaria, donde una tercera parte de las consultas están relacionadas con enfermedades infecciosas y algo más de la mitad de éstas, con infecciones del tracto respiratorio. | S. Amengual

El 48,2 % de los eventos adversos declarados en los centros de salud tienen relación con la medicación, y más de una tercera parte de los más graves, es decir, aquellos relacionados con una incapacidad, los que requieren una intervención o que provocan el fallecimiento, también.

Es uno de los principales problemas vinculados a la seguridad del paciente y este martes, en su Día Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamamiento urgente para reducir los daños causados en la atención sanitaria.

Según el Plan Estratégico autonómico de Seguridad del Paciente 2019/2023 de Atención Primaria, el 70 % de los errores son evitables. «El riesgo cero no existe, nuestro deber es intentar minimizarlo», confirma Sara Guerrero, médico de Camp Redó y miembro de la comisión de Seguridad del Paciente de Atención Primaria.

Guerrero deja clara la diferencia entre los efectos secundarios o reacciones adversas a un medicamento y un error en la medicación. «En Primaria se utiliza todo tipo de arsenal terapéutico y hay que ir con cuidado porque todos tienen sus riesgos y beneficios», asegura. «Sobre todo con los de alto riesgo como Sintrom o las insulinas, hay que informar a los pacientes de su uso correcto».

La responsabilidad del evento adverso puede recaer en cualquiera de los actores del proceso. Uno de los errores más comunes entre los pacientes, por ejemplo, es tomar antibiótico cuando no procede o no tomarlo bien. «Mucha gente cree que mejorará su salud en un proceso vírico y en realidad lo que hace es aumentar la resistencia antibiótica», señala la doctora Guerrero.

De momento, cada centro de salud de Atención Primaria cuenta con un responsable de la seguridad del paciente que vela por la adecuación de las prescripciones y que elabora un organigrama «para tener un nexo de unión con los pacientes con la complicidad de los profesionales», añade.

El Plan Estratégico Auntonómico se está desarrollando de forma progresiva desde principios de año para prevenir más y mejor los daños involuntarios.

Prevenir incidentes

El Hospital Son Espases y Atención Primaria de Mallorca comparten un sistema de notificación de incidentes para mejorar la seguridad del paciente. Este sistema Not-i-Fic recoge los riesgos de todos los procesos asistenciales, tanto hospitalarios como del ámbito de la Atención Primaria, poniendo atención especial en los procesos de continuidad asistencial gracias a la colaboración de las dos comisiones de seguridad.