Valldemossa es el municipio con la renta media por persona más alta. | M. À. Cañellas

14

La renta media por persona en Mallorca varía de forma considerable según el municipio de residencia, de modo que el más rico duplica al más pobre. Esta diferencia es incluso mayor cuando se analiza barrio por barrio y la variaciones más abismales se encuentran dentro de Palma, donde la renta más elevada es hasta cuatro veces superior a la más baja. Así se desprende del Atlas de distribución de renta de los hogares que ha publicado por primera vez el Instituto Nacional de Estadística (INE) al nivel geográfico más pequeño posible, a partir de unir datos del censo con la información de la Agencia Tributaria.

Según la estadística, cuyos últimos datos disponibles son del año 2016, Valldemossa es el municipio más rico y Lloseta, el más pobre. En el primero, la renta media por persona es de 18.168 euros anuales, mientras que en el segundo cae hasta la mitad y se sitúa en los 9.978 euros anuales. Además, los habitantes de los pueblos de la Serra son los más adinerados. En la cola, detrás de Lloseta, está Sant Llorenç, y son los únicos dos municipios donde la renta media anual de sus residentes no supera los 10.000 euros anuales.

En cualquier caso, las mayores diferencias se encuentran dentro de Palma. El INE ofrece datos de los más de 250 distritos censales de la ciudad y las variaciones entre el más rico y el más pobre superan los 15.000 euros. La renta media de un residente que vive en el barrio de sa Teulera-Son Dureta, de 20.408 euros, es hasta cuatro veces superior a la de uno de Son Gotleu, de 4.967 euros. Este último barrio figura entre los que tienen la renta más baja de España. Pertenece al 1 % más pobre del Estado y también de la Comunitat. En cambio, sa Teulera-Son Dureta está dentro del 2 % más rico de España y en el 1 % del conjunto de Baleares.

Sin embargo, en el análisis por distritos de la ciudad, el barrio más rico no figura dentro del distrito con mayores rentas. De hecho, el distrito con la renta media más elevada por habitante es el centro y dentro de éste los residentes de la zona de Jaume III son los más adinerados, con una renta anual de 20.408 euros, la segunda más alta de la ciudad.

Noticias relacionadas

En el lado opuesto, y por detrás de los vecinos de Son Gotleu, aparecen los de ‘Corea’, cuya renta media anual es de 5.410 euros y también figuran entre el 1 % más pobre tanto de España como de Baleares. Se trata de la sección censal con la renta más baja del barrio de Camp Redó, donde la media se sitúa entorno a los 10.000 euros anuales. Tanto en ‘Corea’ como en Son Gotleu hay alrededor de un tercio de la población cuyos ingresos por hogar no superan los 5.000 euros anuales.

En el resto de municipios de la Isla también aparecen diferencias de la renta de sus residentes según la zona, aunque en ningún caso son tan elevadas como en Palma. Como es lógico, cuanto mayor y más habitantes tenga el pueblo, más grandes son las diferencias, especialmente notables en las zonas costeras, donde conviven muchos trabajadores de la hostelería y personas de un alto poder adquisitivo. Sin embargo, esta gran diferencia no se refleja en la estadística barrio por barrio en Calvià, donde la renta de los residentes más acaudalados es de cerca de 18.000 euros anuales y la más baja es de 9.000 euros al año.

Esto se debe a que los propietarios de las viviendas de alto standing de los barrios más lujosos de Calvià son, en su mayoría, extranjeros, por lo que sus rentas no figuran en la base de datos de la Agencia Tributaria.