Iago Negueruela. | Archivo UH

14

La economía de Baleares se prevé que crecerá un 2,1 % el próximo año, por debajo del 2,5 % previsto en 2019, con lo que se encadenaría el cuarto año consecutivo de desaceleración, ha informado este lunes la Conselleria de Modelo Económico del Govern.

«Este incremento del 2,1 %, y según las previsiones oficiales, permitirá continuar con el proceso de creación neta del empleo con aumentos del PIB per cápita y supondría continuar por encima de la tendencia a largo plazo de balear, que se sitúa en torno al 2%», ha apuntado la Conselleria.

En su informe la Conselleria que de cumplirse la previsión del 2,1 % para 2020 sería el séptimo año consecutivo de crecimiento de la economía de Baleares, e implicará que lo hace a mayor ritmo que la española (1,9%) y la de la Unión Europea (1,6 %).

No obstante, el análisis advierte de que pese al comportamiento al alza de la economía balear, se perciben los riesgos del impacto que pueden causar la ralentización del crecimiento mundial y europeo, con algunas economías europeas clave estancadas, como las de Alemania, GReino Unido e Italia, así como el «brexit», la guerra comercial entre bloques de países liderados por EEUU y por China, y las tensiones geopolíticas que puedan afectar el precio del petróleo.

Además, habrá que prestar atención al aumento prolongado de la aversión al riesgo que deje al descubierto vulnerabilidades financieras y presionen a los tipos de interés, y a la incertidumbre en el panorama político español.

En cuanto al turismo en Baleares la Conselleria ha señalado que el número de turista de enero a julio de este año ha aumentado un 0,9 %, por encima del 0,4 % registrado en el mismo periodo de 2018, y que el gasto total ha subido un 2,5 % los siete primeros meses de este año con respecto al anterior, cuando el alza fue del 0,8 %.

Otro de los indicadores positivos destacados por la Conselleria es el de la afiliación media a la Seguridad Social, que se situó en el 2,3 % de enero a agosto de 2019, pero no obstante menor que la del mismo periodo de 2018 cuando fue del 3,6 %.
Sobre la matriculación de turismos y motocicletas en Baleares, la Conselleria ha indicado que está estancada, aunque no cae al contrario que en el resto de España. De enero a julio en las islas las matriculaciones subieron un 0,2 % con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando alcanzaron en 11,8 %.

La recaudación de impuestos en Baleares creció el 6,4 % de enero a julio de este año, con lo que fue menor que durante el mismo periodo de 2018, cuando se situó en el 7, 4 %, de acuerdo a los datos facilitados por la Conselleria.

«La normalización en las tasas de crecimiento era esperada y es el resultado de la maduración del ciclo económico economía balear que se está comparando con ella a partir de registros de máximos históricos» concluye el informe.