Imagen de un pez globo. | CAIB

0

El Servicio de Protección de Especies de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio ha registrado desde 2015 un total de 38 especies de peces raros que han sido localizadas en el litoral balear con la colaboración de ciudadanos, incluido pescadores recreativos y buceadores.

La mayoría de las especies raras registradas se han encontrado en Mallorca, que supone un 69 % del total, mientras que el 17 % se localizaron en Formentera, un 8 % en Ibiza y un 6 % de ellas en Menorca, según el Registro de Datos de Peces Raros (DAPERA).

El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, y el director general de Pesca y Medio Marino, Joan Mercant, junto al jefe del Servicio de Recursos Marinos, Antoni Grau, y el jefe del Servicio de Protección de Especies, Iván Ramos, han presentado este jueves a la prensa el registro actualizado.

Este documento recoge datos y observaciones de peces raros ubicados en las islas y sirve como una «tercera pata del conocimiento» del medio marino, ya que la aportación de los ciudadanos permite recoger información que no es posible obtener a partir de la pesca o la investigación, ha indicado Mas.

El director general de Espacios Naturales y Biodiversidad ha explicado que este registro permite conocer las especies que no son habituales en el litoral mediterráneo que han llegado a aguas de Baleares debido al cambio climático o por las corrientes naturales del entorno marino.

Ha señalado que se clasifican los peces extraños que se caracterizan por tener tallas raras así como otros tipos de animales marinos que en su momento se dejaron de capturar por sobrepesca en el litoral.

Ha destacado la importancia de este registro para el ecosistema marino del archipiélago, ya que aporta una información que no pueden facilitar otras ramas de la biología, y ha pedido la colaboración de la ciudadanía para ampliar este estudio y mejorar la información disponible sobre las especies raras del entorno marino.

Además, esta documentación permite informar sobre las posibles alarmas e intrusiones que producen los peces que acceden al mar Mediterráneo y que pueden ser perjudiciales para el ecosistema autóctono, ha señalado el director general.

Ha subrayado que, a día de hoy, «no hay ninguna gran amenaza para las especies marinas de las islas si bien la biología marina «está viva y las amenazas se pueden ir dando en función de muchos factores», como los climáticos o de movimientos de especies marinas por otro tipo de circunstancias.

«Un pez que a día de hoy no es una amenaza, mañana sí lo podría ser», ha comentado Mas, quien ha precisado que ahora mismo no está demostrado que estas nuevas especies supongan un peligro para los peces autóctonos.

Por su parte, Grau ha recalcado que la mayoría de las especies raras que se han localizado en el litoral balear son originarias del océano Atlántico, como sucede con el bacalao o el pez globo.
«La mayoría proceden el canal de Gibraltar», ha dicho.
El registro también clasifica la presencia del pez trompeta en las islas, que es una especie originaria del océano Índico y que ha sido «la primera en llegar al Mediterráneo procedente de esta zona», ha incidido Grau.

Por su parte, Ramos ha recalcado que esta iniciativa «es muy necesaria» ya que permite conocer la evolución de las especies marinas del entorno subácuatico balear, y ha solicitado la colaboración ciudadana, sobre todo por parte de pescadores y buzos, para que informen a la conselleria sobre cualquier avistamiento de una especie rara.
La ciudadanía puede contactar con el Servicio de Protección de Especies por medio del correo electrónico dapera@caib.es o pueden rellenar el formulario que se puede descargar en la página web del Govern balear.

Al finalizar al acto, el servicio ha obsequiado con unas camisetas a Benjamín Reviriego, Montserrat Durà y Pep Lluís Bosch que localizaron especies raras en el mar de las islas y avisaron a la administración para proceder a su registro.