0

La Sindicatura de Comptes ha vuelto a alertar en un informe de la liquidez excesiva de las entidades locales de las Islas, situación que atribuye a la aplicación de la regla de gasto. Según datos correspondientes a 2017, los ayuntamientos y el resto de entidades locales de las Islas disponen de efectivo que supera el valor de sus obligaciones inmediatas, por el triple de su valor en el caso de Ibiza.

El informe sobre la consolidación de las cuentas generales de las entidades locales correspondiente al ejercicio de 2017 se ha entregado este miércoles al Parlament.

En su análisis del año 2016, la Sindicatura hizo idéntica advertencia respecto a la disponibilidad de fondos de los ayuntamientos y la ineficiencia en su utilización. Entonces, el indicador de liquidez inmediata era del 119,7%, y ahora ha aumentado hasta el 162,7%.

Sólo dos ayuntamientos -Banyalbufar y Binissalem- presentan un indicador de liquidez por debajo del 10%, y por lo tanto su tesorería no llega a cubrir la décima parte de los saldos para pagar a corto plazo. En cambio, 43 ayuntamientos -el 76,8% del total- superan el 100%, es decir, tienen liquidez excesiva. El caso de Alcúdia es el más significativo, con un indicador por encima del 1.600%, y una tesorería consolidada de 66,5 millones de euros.

El informe del SCIB también revela que el peso de la deuda de las entidades locales sobre los ingresos corrientes es del 46,4%. Así, necesitarían 2,3 años de media, como mínimo, para amortizar la deuda.

Las entidades locales de las Islas liquidaron el presupuesto del ejercicio 2017 con 113,74 millones de euros de superávit, y un remanente de tesorería para gastos generales de 566,5 millones de euros.