Mallorca recuerda a Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada, los dos agentes fallecidos en el atentado del 30 de julio de 2009 en Palmanova. | Pilar Pellicer

26

Rozaban casi las dos del mediodía del 30 de julio de 2009 cuando la bomba lapa instalada en los bajos del coche patrulla explosionaba. ETA asesinaba en Mallorca. Las víctimas, los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada. Han pasado diez años desde aquel fatídico día y hoy, como desde entonces cada 30 de julio, ambos son recordados.

El Ajuntament de Calvià y la Guardia Civil homenajean conjuntamente a los dos jóvenes asesinados, en un acto que tienen lugar en la calle Diego Salvá de Palmanova. Entre las autoridades civiles asistentes, la presidenta del Govern, Francina Armengol.

El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, ha reconocido que el asesinato de Salvá y Sáenz de Tejada «son muertes que son imposibles olvidar porque no murieron, los mataron».

Durante el acto, se ha realizado una ofrenda floral, en la que han participado una docena de asociaciones.

Noticias relacionadas

El coronel Hernández Mosquera, jefe de la Guardia Civil en Baleares, ha manifestado que el cuerpo tiene una espina clavada y ha recordado que todavía no han dado con los autores materiales del atentado mortal, él último que cometió la banda terrorista ETA en España. En este sentido, ha asegurado que siguen trabajando y que están todas las líneas de investigación abiertas. «No cejaremos hasta dar con ellos», ha asegurado.

El homenaje ha tenido lugar en la calle que lleva por nombre Diego Salvá Lezaun. Los padres del guardia civil y algunos de sus hermanos han seguido emocionados el acto. Su padre, Antonio Salvá, ha agradecido el tributo y la sensibilidad no sólo de Palmanova, sino de toda Mallorca. Respecto a la investigación, Salvá ha asegurado a los medios de comunicación que no han sabido nada en estos diez años, «sólo lo que ha dicho la prensa».

En este punto, ha recordado que desde la asociación de víctimas siguen luchando para que estos asesinatos sean reconocidos como crímenes de lesa humanidad y no prescriban nunca.

La presidenta del Govern ha dicho que «nunca olvidaremos» a estas dos «grandes personas» y ha agradecido el trabajo que realiza la Guardia Civil por la seguridad de los ciudadanos, al tiempo que ha mostrado su satisfacción porque «se ha acabado» con el terrorismo de ETA. «Pero esta tranquilidad no nos puede hacer olvidar lo que ha sucedido», ni el recuerdo de todas las personas asesinadas, ha querido añadir la presidenta socialista.

El presidente del PP balear, Biel Company, ha recordado que aún hay 300 casos que, como éste, no están resueltos y que se desconoce la identidad de los «verdaderos responsables». Además, Company ha lamentado que «hace dos días» en algunos pueblos del País Vasco se rendía homenaje a los «asesinos y secuestradores de ETA». También han asistido representantes de Ciudadanos y Vox.

Por su parte, el Parlament balear se ha sumado también a los acto, y los diputados han salido a las puertas de la institución para dedicarles a las víctimas un minuto de silencio.

A las 10.45 horas el Consell de Mallorca también ha guardado un minuto de silencio en el pleno de este martes. Los miembros del Consell, encabezados por su presidenta, Catalina Cladera, han hecho una parada en la sesión ordinaria del pleno para recordar a Diego Salvá Lezaun y Carlos Saenz de Tejada.

A las 20 horas, la Catedral de Palma fue escenario de un funeral por el alma de los dos guardias civiles asesinados en 2009.

palma 20.