Monserrat Boix, creadora de Mujeres en red. | Jaume Morey

3

La periodista Monserrat Boix, creadora del periódico digital Mujeres en red, fue la encargada de pronunciar la conferencia inaugural de la XX Edición de la Universitat d’Estiu d’Estudis de Gènere. En su discurso lanzó un mensaje a las universidades. «Tienen que hablar más de feminismo. Lo más moderno que explican es la tercera ola feminista, algo que pasó en los años noventa».

Hablando sobre la situación actual del feminismo, Boix destacó que hay muchos movimientos e ideales pero que la justicia no responde como debería. «Cuantas violaciones no tienen respuesta? ¿Cuantos casos de violaciones hay sin resolver?», argumentó.

Confesó que tiene una sensación agridulce con los avances feministas. «Sí, el feminismo tiene tanto éxito que se inventan apellidos como feminismo liberal», afirmó con ironía.

En cuanto al papel de los periodistas ante el movimiento feminista cree que los periodistas tienen que saber identificar que «la situación de las mujeres es distinta», tienen que ser capaces de reconocerlo y formarse. Asimismo, considera fundamental que en las redacciones se aplique la perspectiva de género y, sobre todo, que los profesionales sean activistas para buscar las informaciones que no les llegan.

Reprochó duramente el lenguaje de imágenes que a veces se usa en los medios, un lenguaje que desactiva el discurso feminista y denunció: «Los cuerpos de las mujeres son rentables. Hay mucho dinero detrás de este tipo de imágenes».

La brecha salarial entre hombres y mujeres es una realidad. Por ello, hizo referencia a la gente joven y reiteró: «Tienen que aprender a identificar las desigualdades. Tienen la sensación de que está todo avanzado y para nada es así».

Uno de los ejemplos que más repitió para entender esta desigualdad es el del miedo que sienten las mujeres al no poder andar tranquilas por la calle. También se refirió a la ley integral contra la violencia de género aprobada por el Gobierno en 2004, norma con la que fue pionero pero que desde ese momento no ha se ha evolucionado. «No hablamos de feminicidios, hablamos de violencia de género porque aún estamos en esta ley del 2004 que ya se ha superado», lamentó.