Catalina Cladera, presidenta del Consell de Mallorca, ha recogido la vara de manos de su antecesor en el cargo, Miquel Ensenyat. | M. À. Cañellas

32

La socialista Catalina Cladera (Sa Pobla, 1972) es, desde este sábado, la presidenta del Consell de Mallorca. Ha prometido su cargo y ha asegurado que gobernará «desde el diálogo». El martes tomará posesión su equipo de gobierno.

La elección de Cladera, con los votos a favor del PSIB, de Més y de Unidas Podemos, cierra definitivamente el mapa balear surgido de las elecciones del 26 de mayo y que ha dejado en manos de los socialistas las presidencias de las principales instituciones de las Islas, salvo el Consell de Eivissa, que se constituyó el viernes y presidirá el PP.

El PI se abstuvo en las elección de Cladera como presidenta del Consell de Mallorca y ?como ya hiciera con la elección de Francina Armengol para la presidencia del Govern? dejó a PP, Cs y Vox como los partidos del ?no?.

Cladera, recién elegida presidenta (17 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones) ha proclamado su «gratitud al pueblo de Mallorca» al que ?ha añadido? «serviré con fidelidad y honestidad».

Ha sido al final del pleno de constitución del Consell, en una sala abarrotada de gente, en que tanto Cladera como representantes del resto de los grupos tuvieron ocasión de intervenir y fijar sus posiciones. Cladera presidirá un gobierno tripartito formado por el PSIB, Més y Unidas Podemos y que desarrollará el programa suscrito el día anterior en Raixa y cuyas grandes líneas ha reiterado este sábado.

El Consell de las mujeres

Noticias relacionadas

Bel Busquets (Més) y Aurora Ribot (Podemos) serán las vicepresidentas y eso visualizará en el Consell un claro predominio de las mujeres en la toma de decisiones. La presidenta se ha referido a la «voz y mirada de mujer» que tendrá el Consell y ha precisado que «el feminismo, la políticas de igualdad y la defensa de los colectivos LGTBI estarán presentantes en todas las políticas que desarrollemos».

Catalina Cladera, que fue consellera de Hisenda en el anterior Govern de Francina Armengol, es la cuarta mujer que preside el Consell de Mallorca: primero fue Maria Antònia Munar (UM), después Francina Armengol (PSIB) y, finalmente, Maria Salom (PP). Cladera ha recibido la vara de mando de manos del anterior presidente, Miquel Ensenyat, de Més.

Eso ocurría a la una de la tarde, dos horas después de haber iniciado el pleno de constitución y después de que los grupos respondieran al discurso inicial en que Cladera ha presentado su candidatura y ha detallado los principales acuerdos. Ha anunciado un nuevo plan territorial de Mallorca y una nueva ley de consells «que tenga en cuenta la doble vertiente local y autonómica de los gobiernos insulares». Ha abogado por una Mallorca «más sostenible», por una Mallorca «comprometida con la cultura y sus creadores» y en la que todo se conseguirá «desde el diálogo». Y se ha comprometido a hacer del Consell una institución «más útil y accesible» y siempre en contactos con los municipios.

La estrategia del PI

La portavoz del PI y alcaldesa de Porreres, Xesca Mora, ha recogido el guante y ha asegurado que le tendía la mano para alcanzar esos objetivos y que así debía entenderse su abstención. Le ha pedido que se esfuerce en que la gente vea, de verdad, al Consell como una institución próxima y se ha mostrado crítica con las políticas de crecimiento cero para las carreteras. Eso sí, ha precisado, se aleja de otros discursos más «demagógicos» que ha escuchado. Se refería al de Pedro Bestard (Vox) que ha dicho que «frente a su cero carreteras, nosotros pedimos cero muertos en las carreteras». Los Acords de Raixa descartan desdoblamientos y autopistas y sólo se ejecutará una obra para mejorar los accesos a Palma.

Beatriz Camiña (Cs) y Llorenç Galmés (PP) también han cuestionado el acuerdo. Camiña le ha recordado que el Consell necesita más financiación y que tendrá que reclamar al Govern. Galmés ha resaltado que son el partido más votado de la oposición y que tendrá que contar con él. No ha habido un rechazo explícito a colaborar.