Antonio Fernández-Coca: «Hablamos de ‘Big Data’ pero nos olvidamos del que está enfrente»

| | Palma |

Valorar:
preload
Antonio Fernández-Coca.

Antonio Fernández-Coca.

17-05-2019

Vicerrector de Campus Digital y Transmedia de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Antonio Fernández-Coca es también responsable de comunicación interna y profesor de Expresión Gráfica Arquitectónica. El próximo miércoles hablará de la importancia de volver a prestarle atención al detalle, a la persona, a lo humano. Lo hará en la presentación de la conferencia sobre cuidados paliativos pediátricos del doctor Ricardo Martino en el Club Ultima Hora Valores. Será el 12 de junio, a las 19:30 horas, en el Centre de Cultura Sa Nostra. Para asistir hay que inscribirse en club@ultimahora.es

¿Qué importancia tiene saber venderse hoy en día?
— Hay una diferencia entre saber venderse o tener algo que contar y saber cómo. El Instagram del ‘yo me mi conmigo’ no aporta nada. Hay que cuidar la imagen pero dentro de un contexto.

El mensaje sigue siendo importante.
— El mensaje es lo primero. Saber quién te escucha y qué quiere recibir. Ahora mismo se habla de comunicación transmedia, que es cuando quieres contar algo y varías la manera de hacerlo en función del público al que te diriges.

¿Estamos en un momento de eclosión de la comunicación?
— Antes nos creíamos lo que decían los medios porque lo decía un profesional o especialista del tema. Ahora hay gente que no está preparada y opina de todo. La eclosión es de la redes sociales porque todo el mundo se convierte en tertuliano y la sociedad entiende que esto es lo normal. Estamos viviendo lenguajes generacionales, es decir, cada generación se comunica según el entorno en el que está. Ni la televisión, ni las series, ni Twitter te educan, pero sí te enseñan una forma diferente de comunicarte. Nos hemos acostumbrado a que todo el mundo opine y esto va a generar cánceres mentales porque hay que saber discernir la información.

¿Es necesario educar a las audiencias?
— La audiencia lo que quiere es tranquilidad y no titulares agresivos que compran cuatro ordinarios porque enganchan pero no tienen nada que ver con lo que después cuentan.

¿Qué es la docencia 4.0?
— En las webs hay tendencias y ya en el 2012 escribí un artículo sobre la docencia 4.0 en el que decía que la clave está en escuchar al que tienes enfrente. Hoy en día se habla mucho de Big Data, de los grandes datos generales, y nos olvidamos del Small Data, que es tratar a cada persona de forma individualizada, entendiendo las emociones que están en juego, sus necesidades en cada momento vital o relacionándola con su entorno. En una época en la que nos preocupamos por si nos roban los datos, hay que preocuparse más de nosotros o del de enfrente. El 4.0 es la participación, escuchar al usuario y retroalimentarse.

¿El ‘Small Data’ está relacionado con lo que se conoce como humanización de los hospitales?
— Sí, está relacionado con la personalización de absolutamente todo. Hay que dejar clara una cosa y es que los hospitales siempre han sido humanos, el personal que allí trabaja siempre ha hecho lo posible para conseguir los acercamientos a las personas. ¿Humanizar tiene que ver con poner dibujos en las diferentes unidades que es lo que yo hago? No. Detrás hay un trabajo muy bestia de diálogo con los profesionales del centro, familias y niños ingresados. Ilustran valores generales, hábitos saludables... Su lugar en el hospital es algo que se decide con el equipo. En pediatría depende de las edades o alturas de los niños para que cuando les ponen, por ejemplo, una vía, tengan cerca una distracción y que no duela tanto. No es dibujar, sino todo lo que hay alrededor. Es como montar un programa de televisión, tú ves dos minutos pero detrás hay horas de trabajo.

Dice que a dibujar se aprende ¿no es necesario tener talento?
— A dibujar se aprende leyendo novelas, sobre todo de aventuras o de misterio, que despiertan todos los sentidos. Es lo que les digo a mis alumnos de dibujo arquitectónico, si has agilizado tu mente, lo consigues.

¿Conoce los efectos de los dibujos en el hospital?
— Habría que preguntarle a los profesionales, pero lo cierto si lo piden mucho por algo será. Lo bueno es que es un trabajo en equipo y no «de hacer por hacer». Hay gente que lo pide para que quede mono, que vayan al chino a comprar cuatro pegatinas.

¿Qué escucharemos el próximo miércoles en la conferencia?
— En mi parte hablaré de emociones, de vivencias. Todos hemos vivido una pérdida aunque la idea no es de pena. Las charlas serán un canto a la vida. Mi padre siempre ha dicho que en la vida hay dos cosas que no puedes cambiar: que naces y que mueres, y lo de en medio es cosa nuestra. Mi parte será muy transmedia y habrá contenido para Twitter que se podrá seguir.