Hay esperanza para mantener en el futuro unos oceános llenos de vida

| Palma |

Valorar:
preload
Manu San Félix, Paloma Martín, Carlos Duarte y Aniol Esteban, durante la mesa redonda.

Manu San Félix, Paloma Martín, Carlos Duarte y Aniol Esteban, durante la mesa redonda.

04-06-2019 | Jaume Morey

La presentación del acto corrió a cargo de Paula Serra, directora de Audiovisuales del Grup Serra, y tras la proyección del documental tuvo lugar una mesa redonda moderada por Aniol Esteban, director de la Fundació Marilles. En ella participaron el propio Manu San Félix; Paloma Martín, directora de Programación de National Geographic; y el investigador Carlos Duarte, catedrático de Ecología Marina en la King Abdullah University, de Arabia Saudita.

San Félix y Duarte coincidieron en que hay esperanza para mejorar el estado de los océanos. El director del documental expresó su confianza «en poder bucear en 2030 en un Mediterráneo más parecido al de 1950 que al de 2019. Con el documental no hemos querido lanzar un mensaje apocalíptico y derrotista. No debemos renunciar, porque hay tiempo y conocimiento para resolver muchos problemas. Cuesta mucho cambiar los hábitos, pero la legislación debe ayudar».

Duarte señaló que «hemos aprendido mucho en los últimos años y los acuerdos internacionales deben servir para resolver los problemas. Los objetivos de las políticas ambientales europeas serían imposibles si tuviésemos que esperar las iniciativas de los estados aisladamente. Ha cambiado la tendencia, pero no se genera comunicación suficiente, por lo que necesitamos muchos más Manu San Félix».

Para el catedrático, los grandes objetivos de cara al futuro son «proteger más espacios marinos, proteger más especies, evitar la contaminación, contener el cambio climático y una gestión inteligente de los recursos marinos, especialmente de la pesca. Podemos alcanzar un 10 % de protección oceánica en 2020 e ir más allá en los años posteriores. Es posible que, en el futuro, alcancemos la meta de mantener unos océanos llenos de vida».

Por su parte, Paloma Martín explicó que el documental de Manu San Félix «es la primera producción de National Geographic en España. Cuando Manu nos lo planteó hace tres años, nos encantó la idea, pero no contábamos con presupuesto. Finalmente pudimos conseguirlo y realizar lo que nos había propuesto, reflejando la preocupación de National Geographic por la conservación. Este documental va a tener mucha visibilidad».

La directora de Programación de National Geographic añadió que «hemos querido hacer un documental para todos los públicos, siendo positivos y no catastrofistas, y no mostrando imágenes horribles. Se muestran ideas e iniciativas para mejorar el Mediterráneo e invitamos al espectador a que ayuda y contribuya a este objetivo. Desde luego, esperamos hacer más documentales como éste».

San Félix comentó que «me he quedado con ganas de contar muchas más cosas y de hacer otros capítulos con más detalles, pero con este documental hemos intentado transmitir una información con rigor y, al mismo tiempo, amena. Estamos hablando de cosas que la mayoría de la gente no ve o desconoce, por lo que nuestra pretensión es conectar con la sociedad».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.