Niños sedentarios que se alimentan mal

| Palma |

Valorar:
preload
Teresa García, Lorena Rodríguez, Joana Barceló y Julia Violero, directora del CESAG.

Teresa García, Lorena Rodríguez, Joana Barceló y Julia Violero, directora del CESAG.

03-06-2019 | Pilar Pellicer

El Col·legi La Salle Inca y el Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez (CESAG) están colaborando en un proyecto para promover la actividad física y la alimentación saludable.

Joana Barceló y Pep Terrassa, profesores de Biología, y Aina Rebassa, profesora de Educación Física de La Salle Inca, han puesto en marcha en el presente curso el programa Promou Salut. Barceló explica que «con el objetivo de trabajar el binomio nutrición-actividad física, se hizo un recuento de lo que comen los alumnos de 14 y 15 años, además de realizar un test físico a los de entre 12 y 16 años. Las conclusiones son claras.

Las dietas no son equilibradas y la mayoría de los alumnos no se alimenta correctamente. Presentan un exceso de azúcares, grasas saturadas y muchas proteínas de carne. El tópico de que niños y adolescentes no comen frutas ni verduras se cumple totalmente Y en cuanto a la actividad física, el 60 % son sedentarios y prácticamente la limitan a las dos horas semanales de la asignatura. Los alumnos que sí realizan una actividad física 4 ó 5 veces a la semana muestran una rápida recuperación de pulsaciones».

Para Barceló, «existe una falta de cultura culinaria y de hábitos familiares para una alimentación saludable. Es verdad que muchas veces no hay tiempo para cocinar y eso es una excusa para recurrir a los alimentos precocinados, pero con poco tiempo también se pueden preparar comidas sencillas y saludables. Es necesario un mayor compromiso de las familias y que se involucren».

Según la profesora, «a los alumnos les llega mucha información a través de internet, redes sociales o medios de comunicación sobre lo que es la alimentación saludable, pero el mensaje no está calando, no está siendo efectivo».

Por su parte, Lorena Rodríguez y Teresa García, profesoras del grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte del CESAG, señalan que «recogeremos los datos de La Salle Inca para proyectos de investigación. También ayudaremos y colaboraremos con tests de condición física y cuestionarios de nutrición estandarizados, y a partir de ahí dar forma y publicar los resultados. Incluso pueden servir para trabajos de fin de grado».

En La Salle Inca se han eliminado en este curso las chucherías y han sido sustituidas por fruta. El próximo curso no habrá bollería industrial ni refrescos ni snacks. Joana Barceló destaca que «hay alumnos que meriendan dos bolsas de patatilla. Los de Infantil y Primaria traen la merienda de su casa, pero en Secundaria todo se complica».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Carles Bronson
Hace un mes

«a los alumnos les llega mucha información a través de internet, redes sociales o medios de comunicación sobre lo que es la alimentación saludable». Cierto, pero les llega muuuucha más publicidad sobre bollería industrial o bebidas excitantes y azucaradas, mal llamadas energéticas. Contra el marketing centrado en adolescentes, poco se puede hacer.

Por ejemplo, muchos chavales se beben una lata de estas bebidas (50gr de azúcar, la CDR), mientras meriendan una bolsa de snack (sal y grasas por un tubo) y juegan toda la tarde a la play. Casi peor que el tabaquismo y encima legal

Valoración:2menosmas

Lulo
Hace un mes

Si quieren les paso el nombre de un cole donde pueden empezar , donde máquinas expendedoras de bollería y bebidas refrescantes, bueno así le llaman y de menú primero sopa de garbanzos segundo croquetas patas fritas todo de bolsa como debe ser, raciones para adultos y natilla , resultado. Muchos niños y niñas gordos

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1