Diego di Paolo, Isabel Vidal, Juan Miguel Ferrer, Hans Müller y Francisco Martínez, este miércoles, en el foro. | Pere Bota

19

Touroperadores, hoteleros, restauradores y empresarios de los sectores turísticos coincidieron este miércoles en señalar en el I Foro Playa de Palma, que la zona necesita más limpieza, seguridad, inversión de las administraciones públicas y mantenimiento de las infraestructuras.

La presidenta de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Isabel Vidal, apuntó en el acto, organizado por Palma Beach, que «la inversión realizada por el sector privado ha sido muy alta en los últimos cinco años, 120 millones anuales, mientras que la inversión pública se puede decir que ha sido simbólica y muy alejada de esta cifra».

El director comercial de Iberostar para España, Portugal y Cabo Verde, Francisco Martínez, apuntó que la inversión privada «ha logrado reposicionar turísticamente este destino a nivel internacional, pero ahora queda extrapolar lo que ha hecho el sector hotelero en la oferta comercial y de ocio. La marca Palma Beach, la cual apoyamos, es el ejemplo claro de lo que hay que hacer para atraer turismo de calidad».

Para el director de comercialización de Thomas Cook para España, Hans Müller, «es importante cambiar la imagen de la oferta comercial y erradicar las prácticas ilegales en la zona de playa»

Diego di Paolo, director de Wellcome Incoming Service Balears (Globalia), incidió en que hay que dar a conocer fuera «los cambios y mejoras realizadas y tener mucho cuidado, especialmente, con la calidad del agua del mar».

El CEO de Palma Beach, explicó que el trabajo hecho en los últimos cinco años «ha convertido a esta marca en algo más que un simple proyecto por el efecto positivo que ha tenido a nivel turístico y entre los propios residentes de destino».

Todos ellos coincidieron en que la seguridad es algo esencial «por lo que se necesita más presencia de policía, tanto local como nacional, para incrementar la vigilancia».

Bartomeu Servera, presidente de los distribuidores, incidió en el hecho de que el plan de reforma integral «ha sido el gran fracaso de los políticos, lo que demuestra su total ineficacia».