Los participantes en la manifestación durante el recorrido por las calles de Palma. | Pere Bota

6

Unas 150 personas se manifestaron este jueves en el centro de Palma para exigir de los políticos acciones urgentes contra el cambio climático.

Convocada por Joventut pel Clima, y coordinada con manifestaciones en otras ciudades, la marcha arrancó en la Plaça de la Porta Pintada y siguió por Sant Miquel, Plaça Major, Colom, Cort, Conqueridor, Plaça de la Reina y Born para finalizar frente a la Delegación del Gobierno.

Joventut pel Clima es una organización formada por estudiantes principalmente universitarios que ha asumido en Mallorca la iniciativa de la sueca Greta Thunberg de exigir a los gobiernos medidas inmediatas y contundentes contra el cambio climático. La manifestación estaba encabezada por una pancarta con el lema ‘Emergència climàtica.

MANIFESTACIO PEL PLANETA.

Salvem el planeta ja’. Tras dos sentadas en la Plaça Major y en la Plaça de Cort, la marcha llegó, tras una hora de recorrido, a la Delegación del Gobierno, donde se procedió a la lectura de un manifiesto. En esta lectura, los organizadores expresaron su preocupación y protesta por el cambio climático global, por sus efectos en Mallorca y por el modelo económico de la Isla: «La masificación turística afecta a nuestros recursos naturales, en especial a la disponibilidad de agua, y da lugar a una producción desproporcionada de residuos. También afecta a nuestra biodiversidad, como por ejemplo los daños a la posidonia».

El manifiesto destacó que «nuestros recursos naturales son limitados y, si no ponemos remedio, Mallorca pasará de ser un parque temático del turismo a ser un desierto». También criticó la construcción del desdoblamiento viario de Campos «como ejemplo de degradación del paisaje y destrucción del entorno». A punto de finalizar la campaña electoral, los participantes lamentaron la escasa atención de los candidatos a las cuestiones medioambientales.