Cort introduce 155 nuevos elementos en el Catálogo de protección que no se ampliaba desde 1996

| Palma |

Valorar:
preload
El concejal José Hila y el gerente Urbanismo, Joan Riera.

El concejal José Hila y el gerente Urbanismo, Joan Riera.

29-03-2019 | Mónica González
José Hila y Joan Riera.

El concejal de Urbanismo, José Hila, presentó este viernes la aprobación definitiva de la ampliación del Catálogo de protección de elementos históricos, artísticos, arquitectónicos y paisajisticos de Palma, que recoge 155 nuevos elementos en un catálogo que tenía cerca de 500, «por lo que se incrementa en cerca de un 30%», destacó el edil.

Entre los nuevos elementos protegidos figuran el Cine Rivoli o el viejo Cine Doré; los colegios San Cayetano o Madre Alberta, el edificio del Club Marítimo El Molinar, el edificio de Última Hora, el Cafè Líric, el Mallorca Tenis Club o el Hostal Baleares.

El concejal recordó que en Palma no se hacía una modificación del catálogo desde el año 1996, es decir es de hace 23 años. Esta ampliación se aprobará en el pleno de abril e Hila se comprometió a realizar una nueva ampliación en la próxima legislatura.

El trabajo de ampliación, aseguró el responsable municipal, «ha sido participativo y se ha escuchado tanto a particulares como entidades proteccionistas, asociaciones de vecinos, Colegio de Arquitectos, etcétera». Además, recordó que esta legislatura «se comenzó a proteger los núcleos tradicionales de Palma y eso nos permitió darnos cuenta de la riqueza patrimonial que tenemos en los barrios y de destacar elementos o edificios que valía la pena incorporar al catálogo». Así, el catálogo incorpora elementos de arquitectura contemporánea, racionalista y también popular y tradicional "que hasta ahora habían quedado al margen".

Aunque el centro histórico sí estaba bien representado en el catálogo, Hila resaltó que con la ampliación «se llega también al resto de la ciudad». En este sentido, el gerente de Urbanismo, Joan Riera, detalló que en el catálogo se pueden encontrar ahora posesiones, que representan a la arquitectura tradicional o popular; y se introducen elementos de arquitectura moderna, como el Conservatori Professional o el Tenis Club.

Como elementos de arquitectura civil aparecen locales emblemáticos como el Cafė Líric y como arquitectura racionalista del ensanche están, por ejemplo, la Plaza de las Columnas o el edificio «La Primavera». Dentro del trabajo de protección de los núcleos tradicionales se han incluido edificios como la Escola Casa Buenas, de la Segunda República.

El catálogo establece tres categorías de protección: la protección de nivel A, que se refiere a los monumentos; la categoría B, que es una protección integral qué afecta los interiores a la fachada pero es un poco menos estricta que la A, y la C, que es una protección ambiental.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Coronel Douglas mortimer
Hace 4 meses

Desde luego, son elementos urbanos estimables. Lastimica que Hila - por extensión los munícipes sociatas - consiga ser tan sutil en algunas cosas y tan elemental en otras. Elementalidad que resultará letal para ellos.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1