ARCA critica la demolición edificio racionalista de calle Rosselló i Caçador

| Palma |

Valorar:
preload
El edificio está en la confluencia de las calles Rosselló i Caçador y Àngel Guimerà.

El edificio está en la confluencia de las calles Rosselló i Caçador y Àngel Guimerà.

12-03-2019 | Jaume Morey

El Eixample de Palma sigue transformándose y perdiendo patrimonio. El edificio de estilo racionalista situado en el número 18 de la calle Rosselló i Caçador, en el cruce con Àngel Guimerà, será derribado próximamente.

La Gerència d’Urbanisme de Cort aprobó este martes la licencia de demolición de este inmueble, que había sido solicitada por la empresa Oxegio SL, el objeto social de la cual es «la compra, venta, urbanización, parcelación, arrendamiento, explotación de terrenos y demás propiedades inmobiliarias» y «la promoción y construcción por cuenta propia o ajena de toda clase de obras y edificaciones».

El acuerdo de Cort incluye dos informe favorables –uno técnico y otro jurídico– y establece que el derribo deberá efectuarse en un plazo máximo de seis meses. El presupuesto estimado es de 52.600 euros.

La entidad conservacionista ARCA protestó al conocer la noticia. Según ARCA, se trata de un edificio racionalista levantado «probablemente» en los años 30 del siglo pasado. La demolición se «tendría que haber evitado porque perdemos arquitectura, perdemos historia y perdemos paisaje», lamentó Àngels Fermoselle, la vicepresidenta de la asociación. Según Fermoselle, este derribo «es una demostración del fracaso de la protección del patrimonio».

«El Eixample es un gran tesoro de Palma que va desapareciendo por culpa de un plan urbanístico que favorece la sustitución y que no nos garantiza ganar algo con la nueva construcción», añadió.

Huella racionalista
Solo en Palma se conservan más de cien edificios racionalistas, un corriente arquitectónico que surgió tras la Primera Guerra Mundial inspirado en la desornamentación decorativa del modernismo y cuyo exponente más célebre fue Le Corbusier. El edificio Gilet de Via Alemanya, o el cuartel de las Avingudes, son tenidos por racionalistas.

Cabe recordar que las demoliciones son frecuentes en el Eixample. Hace tres semanas, por ejemplo, se derribaron las cases de sa Torre d’en Puigdorfila, una possessió también ubicada cerca de la barriada de la Plaça de Toros.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Carlos
Hace 6 días

¡¡¡¡Y dale con Plaça de Toros que es solo el nombre popular, el barrio se llama Coliseu!!!

Valoración:menosmas

Y el colegio de arquitectos de Palma no protege es
Hace 7 días

Que pena de Ayuntamiento que permite estas cosas, que poca ética. Y con relación al colegio de arquitectos, estos como profesionales no tienen ningún tipo de criterio para conservar llos edificios de ciertas épocas de Palma?

Valoración:-2menosmas

Marga Lida
Hace 7 días

Els he vist molt més polits i més antics i els han enderrocat. Aquest concretament, és horrorós. No veig perquè l'hem de conservar. Fa uns anys vàren tombar un palauet d'estil mallorquí amb jardí, al carrer Arxiduc, molt prod de Ses Avingudes. Allò sí que era digne de conservar.

Valoración:2menosmas

k3
Hace 7 días

Si fuera por ARCA, seguiríamos en las cavernas. Ni que todos esos edificios que defienden tanto fueran las siete maravillas del mundo...pero claro, hay que "justificar" las subvenciones.

Valoración:-11menosmas

0,00
Hace 7 días

Aviat Palma pareixera una ciutat dormitori. tot edificis moderns sena cap ' ntetés, pocs parcs, zero jardins, zero oferta teatral i cultural, poquíssims museus, i molts de bars. Molt malament. No anam.

Valoración:13menosmas

Xim
Hace 7 días

ARCA mucho protestar pero a la hora de la verdad no dicen nada. Poder se puede parar las demoliciones de las casas antiguas.

Valoración:-1menosmas

Carlos
Hace 7 días

¡Que pena! Habria que conservar todos los edificios de estilo racionalista. En Palma quedan muy pocos. ¿El colegio de arquitectos no puede hacer algo al respecto?

Valoración:7menosmas

jum
Hace 7 días

De vez en cuando hay que pasar pagina y resignarse al cambio pues nada es para siempre y todo cambia ,ni siquiera nosotros duraremos tanto y un edificio que una generación haga perdurar en la siguiente puede ser demolido igualmente y seguramente lo sera ,el futuro manda.

Valoración:-2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1