Ha entrado en funcionamiento este sábado tras unas obras que han durado 15 meses después de su reanudación. |

El tramo II de la vía conectora, entre la carretera de Manacor (Ma-15) y la rotonda de Son Ferriol, ha entrado en funcionamiento este sábado tras unas obras que han durado 15 meses después de su reanudación.

La obra, adjudicada por 29.830.839 euros, ha desdoblado la carretera Ma-30 en el tramo comprendido entre la Ma-15 y la Ma-3011 (carretera vieja de Sineu), construir enlaces a distinto nivel (tipo glorieta elevada) en las carreteras Ma-15 y Ma-3011, y construir el paso superior de reposición de la carretera Ma-15D, ha informado el Consell de Mallorca en un comunicado.

La sección transversal está compuesta de dos carriles de 3,50 metros por calzada, mediana estricta de 3 metros, y arcenes de 2,50 metros en el exterior y de 1 metro en el interior. El drenaje de todo el conjunto se resuelve mediante un colector central de grandes dimensiones que recoge toda el agua de escorrentía de las calzadas y también la que proviene de los márgenes.

El proyecto incluye numerosas medidas de reducción de impacto visual y acústico mediante el ajardinamiento de zonas anexas a la vía y la implantación de numerosas pantallas acústicas integradas en el entorno. También hay un carril bici y vial para peatones a lo largo del trazado desdoblada y zonas verdes.

El acta de comprobación de replanteo de esta obra se firmó el 25 de agosto de 2014 y el plazo de ejecución expiró el 25 de diciembre de 2016. Posteriormente, el 15 de diciembre de 2017, el Consell concedió una prórroga de quince meses a la UTE Vía conectora Tramo II.

Con la apertura al tráfico de este tramo, ya están en funcionamiento los tramos II, III y IV de la vía conectora.