La iniciativa ha sido defendida por el diputado del PP Juan Manuel Lafuente y ha sido aprobada con los votos del PP, PSIB-PSOE, Ciudadanos y El Pi. | Jaume Morey

27

El Parlament balear ha aprobado este miércoles una iniciativa del PP por la que la cámara legislativa reprueba y muestra su «más absoluto rechazo» a las expresiones que empleó en un concierto el año pasado el rapero mallorquín Valtonyc contra la Guardia Civil y la Fiscalía.

La proposición no de ley del PP recuerda que en una de sus actuaciones del año pasado Miquel Arenas Beltrán animó a los asistentes a matar a «un puto guardia civil» y a «ponerle una puta bomba al fiscal».

La iniciativa ha sido defendida por el diputado del PP Juan Manuel Lafuente y ha sido aprobada con los votos del PP, PSIB-PSOE, Ciudadanos y El Pi, mientras que Podemos y MÉS per Mallorca y MÉS per Menorca han votado en contra.

La proposición no ley, que ha incluido una modificación planteada por el PSIB-PSOE, afirma que estas expresiones no pueden tener cabida en un Estado Democrático de Derecho, como tampoco pueden tener cabida expresiones xenófobas, homófobas, misógenas y cualquier otra que atente contra los derechos fundamentales.

Noticias relacionadas

Además, el Parlament ha manifestado su apoyo al trabajo que desarrollan todas las instituciones del Estado, de manera especial la Guardia Civil y la Fiscalía, para «acabar definitivamente con la lacra del terrorismo».

La Justicia belga ha fechado para el 18 de junio la próxima vista del juicio sobre la entrega a España del rapero Valtonyc, que en su día huyó a Bélgica.

Valtonyc está condenado en España a tres años y medio de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación de las víctimas, otro de calumnias e injurias graves a la Corona y un tercero de amenazas.

El rapero debería haber entrado en la prisión en España antes del 24 de mayo del año pasado, cuando concluía el plazo otorgado por la Justicia española, pero, tras varias semanas en paradero desconocido, reapareció en julio de 2018 en una rueda de prensa en Bruselas.