Amàlia, equipada, para su viaje. | GOB

Amàlia, una águila pescadora marcada por el grupo ecologista GOB con un emisor de seguimiento por satélite, ha vuelto a Mallorca. El pasado 10 de febrero el ave abandonaba su zona de hibernación en la zona húmeda portuguesa de Ria Formosa e iniciaba su retorno hacia la isla.

El seguimiento de este ejemplar confirma que una parte de la población balear de águilas pescadoras se comporta de forma migratoria, pasando el invierno fuera de las islas.

La conservación de esta especie en Baleares depende no sólo de la conservación de los espacios naturales propios, sino también de la seguridad y buen estado de conservación en las localidades ibéricas o africanas que un número importante de ejemplares ocupan durante el invierno.

Noticias relacionadas

El grupo ecologista ha documentado a través de Twitter los avances y el recorrido de Amàlia.