Buena parte de la obra nueva proyectada se vende sobre planos. | Pere Bota

23

La compraventa de viviendas en Balears descendió un 2,9 % el pasado año en Balears tras cuatro años de incrementos desde que estalló la crisis económica en 2008. Además, las Islas son la única comunidad del Estado donde bajó el número de transacciones en 2018. Así se desprende de los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que los promotores inmobiliarios achacan al elevado coste de la vivienda en las Islas.

En concreto, el pasado año se registraron 15.427 operaciones de compraventa de vivienda en las Islas, 466 menos que un año antes. Sin embargo, este descenso no significa que haya una menor demanda. «Ésta sigue al alza, pero la bajada de la compraventa seguramente se debe a un agotamiento del mercado en precios», manifestó el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Balears (Proinba), Luis Martí. Señaló, asimismo, que la oferta es más bien escasa, especialmente de obra nueva de pisos, si bien reconoció que las nuevas casas que se construyen «se venden bien».

Los datos del INE ponen de manifiesto la poca oferta de obra nueva, una tendencia que no es nueva. Del total de viviendas que se vendieron el año pasado, solo un 17,5 % eran nuevas, lo que representa 2.707. Por contra, más del 80 % eran usadas. De todos modos, el precio de la vivienda en Balears es igualmente elevado tanto para inmuebles de obra nueva como de segunda mano. Hay que recordar que Balears es una de las comunidades con los precios de la vivienda más altos del Estado y, hasta el momento, los diferentes portales inmobiliarios, no hablan de descensos.