El Parlament balear insta al Govern a mediar con los trabajadores de Es Murterar

| Palma |

Valorar:

El Parlament balear ha aprobado este martes por unanimidad instar al Govern a mediar con los trabajadores de la central térmica de Es Murterar para llegar a una «solución rápida y favorable», así como expresar su apoyo al comité de empresa de la central térmica.

En concreto, el PP ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) compuesta por cuatro puntos, a la que han añadido un quinto punto a través de una enmienda presentada por el Grupo Mixto, de los cuales se han aprobado un total de cuatro.

De este modo, se ha aprobado también expresar el apoyo de la Cámara balear a la sustitución gradual de las fuentes de producción de energías limpias, dentro de un marco de transición energética razonable, e instar al Govern a velar por el concepto de Transición Energética Justa, es decir, por el empleo afectado, el impacto ambiental, y la pobreza energética que puedan padecer sectores de la población.

No obstante, se ha rechazado el punto de la PNL relativo al refuerzo de la seguridad del sistema eléctrico en Baleares para garantizar los puestos de trabajo en la producción eléctrica existentes en la actualidad, a un precio razonable en función de las fuentes de producción.

«RETO IMPRESCINDIBLE»

Maria Tania Marí, del PP, ha señalado que el pasado 16 de septiembre se acordó el cierre para 2020 de dos de cuatro grupos de la central térmica para potenciar las energías renovables y eliminar las energías fósiles algo que, según ha señalado, «es un reto irrenunciable y de sentido común».

No obstante, ha señalado que esta transición energética se debe hacer «con criterios técnicos y no políticos» ya que, a su juicio, «esto es lo que está haciendo el Govern».

Además, ha explicado que la calidad del suministro eléctrico tiene que venir dada por la garantía del mismo y ha asegurado que «a día de hoy los combustibles fósiles no son prescindibles y no se puede garantizar este suministro sin la central de Es Murterar».

Por ello, ha instado al Ejecutivo balear a trabajar conjuntamente con las administraciones del Estado y con representantes de los trabajadores para que no se produzca este «despido masivo» y se garantice «el suministro eléctrico delante de cualquier circunstancia para evitar lo sucedido en Menorca recientemente».

INTERVENCIONES

Miquel Gallardo, de MÉS per MALLORCA, ha señalado que «la prioridad del Govern tiene que ser la protección de las personas, su futuro y su salud» y «esto no pasa por la continuidad de la central térmica, tanto por motivos de salud como medioambientales».

No obstante, ha incidido en «la necesidad de que esta transición sea justa y se impulsen alternativas para los trabajadores» y ha asegurado que «con el tiempo se acabarán creando más puestos de trabajo con la instalación de energías renovables».

Montserrat Seijas, del Grupo Mixto, ha señalado que «en esta transición energética sobra retórica y faltan instrumentos como una reforma del mercado y una planificación energética» y ha explicado que esta transición energética «tiene que ser justa».

Carlos Saura, de Podemos, ha celebrado que el PP reconozca que la potenciación de la energía renovable y la eliminación de combustibles fósiles «no es prescindible» y ha criticado que los 'populares' hablen del cierre del centro como «si fuese solo responsabilidad del Govern, cuando hay una serie de acuerdos internacionales que obligan a esto».

Enrique Casanova, del PSIB, ha afirmado que «está claro que el proceso de descarbonización de la economía es largo pero es imprescindible y necesario» puesto que, según ha señalado, «es la base de la lucha contra el cambio climático que se está iniciando y que ya es imparable».

Josep Melià, de El PI, ha acusado al Govern de apenas incrementar el uso de energías renovables durante la legislatura y de hacer «grandes discursos pero no los deberes». «Esta es la realidad que se tiene que tener muy presente, nosotros no nos creemos el calendario», ha añadido.

Patricia Font, de MÉS per Menorca, ha remarcado que la transición energética exigirá «un cambio de modelo y de paradigma» y ha insistido en que «es la directiva del Parlamento Europeo la que obliga a cerrar Es Murterar».

Finalmente, Olga Ballester, de Ciudadanos, ha acusado al Govern de «no trabajar en todo este año y medio en la negociación de un plan estratégico de reconversión laboral» y ha señalado que «un plan así es necesario para impulsar una transición energética justa».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.