Los cicloturistas y equipos profesionales de ciclismo llegan a Mallorca entre diciembre y junio, seis meses de actividad en los que las carreteras y rutas cicloturistas de la Isla registran una presencia masiva de deportistas. | Ultima Hora

25

Mallorca se consolidará en 2019 como el principal destino vacacional para los cicloturistas europeos, en donde está previsto que lleguen unos 250.000, un 25 % de incremento respecto a este año, según indican touroperadores especializados en este segmento de turismo activo, empresas organizadoras de eventos deportivos y desde la administración autonómica.

El incremento de cicloturistas ha sido progresivo desde 2010, de ahí la apuesta hotelera de adaptar instalaciones y servicios para captar esta oferta de turismo activo que incide de lleno en la desestacionalización al llegar a Mallorca más del 80 % en los meses de temporada baja y media, desde mediados de diciembre hasta finales de junio.

En estos momentos, cerca de 200 hoteles de la Isla han apostado por esta oferta y reconvertido sótanos en talleres de reparación de bicicletas y adaptando sus servicios de alimentación.

Hoteles de Artá, Muro, Alcúdia-Can Picafort, Platja de Palma y Cala Serena incrementan sus ratios de ocupación en estos meses de temporada baja y media con la llegada de cicloturistas y familias.

Gasto

«La demanda hacia Mallorca lleva creciendo desde 2010 de forma progresiva y esto afecta positivamente a todos los sectores productivos, de ahí que el volumen de negocio que genera el ciclismo y el cicloturismo superará en 2019 los 300 millones de euros, principalmente porque los principales equipos de ciclismo del mundo han elegido la Isla para entrenarse y competir durante diciembre, enero y febrero. «Cada equipo profesional trae entre 60 y 70 personas y normalmente ocupan hoteles enteros», indican desde la AETIB, Max Hürzeler, Bicycle Holidays y Diana Sportreisen.

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) valora de forma positiva este producto turístico: «Los empresarios llevan años invirtiendo en equipamientos para ofrecer una propuesta completa a este segmento vacacional. Los hoteles que han apostado por este segmento de turismo activo disponen, entre otros servicios, de talleres acondicionados para almacenaje, mantenimiento y reparación de bicicletas, gimnasios de entrenamiento y menús especializados para deportistas», señala la vicepresidenta ejecutiva de esta patronal, María José Aguiló.

Otro factor que incide de forma positiva para captar este segmento de turismo activo de toda Europa es la red de carreteras existentes y las rutas de cicloturistas que ayuntamientos, Govern y Consell potencian cada año para mejorar las infraestructuras. A esto hay que sumar las facilidades que dan las aerolíneas extranjeras para transportar todo el equipamiento que necesitan los deportistas.