Maribel Morueco, en una imagen de archivo. | Jaume Morey

3

La directiva del Gaspar Hauser ha anunciado a los profesionales del centro y a los representantes de más de 200 familias, la mayoría con hijos con autismo y necesidades especiales, que van a poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Aunque todavía no se sabe a cuantos trabajadores afectará el ERE, sí que se conoce que de los 84 trabajadores que forman la plantilla actual, 27 con pago delegado de la Conselleria d’Educació.

A los trabajadores ya se les adeudan 2 pagas extra (Navidad 2017, verano 2018) y cuatro pagas (agosto, septiembre, octubre y noviembre) y la situación de la mayoría de ellos es bastante crítica, aunque continúan trabajando.

En la asamblea de trabajadores, padres asociados y no asociados y junta directiva de Gaspar Hauser, los trabajadores presentaron un escrito con más de 50 firmas de trabajadores exigiendo la dimisión de Maribel Morueco y de la gerencia al completo, en caso contrario amenazan con iniciar un calendario de protestas y de huelgas que empezaría el día 10 de diciembre.

Por su parte los padres de niños con autismo usuarios de los servicios de la entidad y en conjunto con la asociación Ningún Niño sin Terapia, también afectados por los ceses de los servicios que presta y prestaba el Gaspar Hauser, han puesto de manifiesto «la mala gestión económica la cual ha conllevado a la falta de pagos de los profesionales y la pérdida de muchos de ellos», además de «la retirada de los servicios de atención temprana y el cierre de la residencia’». Por todo ello también han solicitado la dimisión de la gerente y directora Maribel Morueco y que se ponga en marcha una nueva junta rectora.

Por su parte el PP ha reclamado tanto al Govern como al Consell que, al margen de que no puedan materializar el necesario concierto de atención temprana con la Asociación Gaspar Hauser, busquen una solución con la entidad para que ésta no desaparezca y que garantice la continuidad de los distintos servicios que llevaba a cabo, aunque muchos de ellos, como la residencia ya están cerrados.