La vicepresidenta y consellera de Turisme, Bel Busquets, compareció este jueves. | C.T.

13

La plantilla actual de inspectores de Turisme se incrementará en ocho efectivos el próximo ejercicio, que ocuparán tareas tanto de inspección como de instrucción. La vicepresidenta y consellera de Innovació, Recerca i Turisme, Bel Busquets, anunció este refuerzo de personal en la comparecencia parlamentaria para explicar los presupuestos de su departamento para el próximo año.

El principal motivo de este incremento de efectivos es combatir la oferta turística ilegal. «Responde a la necesidad de atender el aumento de empresas turísticas, así como estancias susceptibles de inspección», indicó la consellera, cuyo anunció causó «escepticismo» en la oposición. La diputada del PP Núria Riera se pregunto si este incremento será suficiente, al igual que el diputado de Podemos Alberto Jarabo, quien valoró este incremento aunque cuestionó su efectividad.

De todos modos, este aumento de personal es solo una de la cuestiones recogidas en el presupuesto de la Vicepresidència, cuyo presupuesto asciende a 50,2 millones de euros, unos 13 menos que este año. Busquets achacó este descenso a que se han transferido las competencias en promoción turística a los consells y a que ya no se incluyen los ocho millones destinados a pagar el Palacio de Congresos.

Así, a partir de 2019 la Agència Estratègica de Turisme de les Illes Balears (AETIB) solo acudirá a las ferias turísticas Fitur de Madrid, ITB de Berlín y World Travel Market de Londres. Contará con un presupuesto de casi 19 millones de euros y gestionará los 110,5 millones de recaudación de la ecotasa.

Busquets, que reconoció que el turismo es el «principal motor económico» de Balears, puso énfasis en la «hoja de ruta» marcada por el Govern para diversificar el actual modelo productivo. De ahí, el aumento presupuestario en las áreas de investigación e innovación.

La Direcció general de Innovació i Recerca contará con 13,6 millones, si bien las diferentes conselleries prevén 27 millones en esta materia. Por su parte, la Direcció general de Desenvolupament Tecnològic dispondrá de casi 10 millones.

Desde el PP, Riera no compartió el descenso presupuestario por el hecho de que se hayan transferido las competencias en promoción mientras el presupuesto del resto de Consellerias «ha subido de media un 8,9 %». En su opinión, «hubiese estado bien usar esta diferencia para otros actos a realizar». «Pensamos que esto puede suponer que esta Conselleria no es realmente una prioridad en este Govern o que ha quedado vacía de gestión», concluyó.