Un autobús de la línea 3. | S. Amengual

7

Los alcaldes de Palma y Marratxí, Antoni Noguera y Joan Francesc Canyelles, han firmado este jueves en Cort un convenio de colaboración por el cual el autobús de la línea 3 de la EMT, que hasta ahora llega a Son Bonet, prolongará su recorrido cada seis frecuencias hasta el Pla de Na Tesa, en Marratxí.

En pago por este servicio, el Ayuntamiento de Marratxí abonará al de Palma 97.000 euros al año, una cantidad «razonable», según ha indicado el teniente de alcalde de Marratxí, Miquel Cabot.

«Habíamos consultado el precio de este servicio a una empresa privada y nos costaba cuatro veces más», ha indicado Cabot en una rueda de prensa.

La línea 3 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma tiene salida en Illetes (Calvià) y recorre gran parte del centro de la capital para acabar actualmente en el Pont d'Inca (Marratxí).

Noticias relacionadas

Tras la firma de este contrato, en una de cada seis frecuencias, tendrá tres paradas más: en la carretera vieja de Inca, en Cas Capità y una última en el Pla de na Tesa.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha asegurado que con este servicio «mucha gente que iba y venía en coche particular a Palma, ahora podrá hacerlo en autobús». «En esta legislatura apostamos por el transporte público y por la creación de una red metropolitana», ha remarcado.

La extensión de la línea empezará a funcionar «a finales de este mes o a principios de diciembre», según ha indicado el concejal de Movilidad de Cort, Joan Ferrer. «Estamos pendientes de la aprobación por parte del Consorcio de Transportes de Mallorca», ha precisado.

Por su parte, el alcalde de Marratxí, Joan Francesc Canyelles, ha agradecido la buena disposición del Ayuntamiento de Palma por prolongar esta línea de transporte y ha recordado que el municipio «llevaba esperando esto 12 años y por fin se hará realidad».
«Esta mejora nos ayudará a ganar en movilidad», ha concluido Canyelles.