La Ejecutiva del PSIB, reunida este lunes. En el centro, Silvana González. No estuvo Armengol. | Jaume Morey

Un equipo a la medida de la candidata a la presidencia del Govern, Francina Armengol, y muy conectado al Consolat de Mar. Esa es la clave del comité electoral que este lunes nombró la Ejecutiva del PSIB y que coordinara Silvana González, secretaria de Organización del partido y secretaria general del Gabinete de Presidència.

Varios asesores del Ejecutivo, entre otros el responsable de redes sociales, también se incorporarán al comité electoral. El vicepresidente primero del Parlament y dirigente del partido, Vicenç Thomàs, será el responsable de estrategia y análisis político. El núcleo de la dirección socialista está también en el Govern, lo que garantiza la coordinación entre ambos. González es el enlace entre ambos. Una conferencia política aprobará el próximo año, previsiblemente en marzo, el programa del partido para las elecciones. Antes, y según el calendario que aprobó este lunes la Ejecutiva del partido, se habrán elegido ya los candidatos y candidatas.

Armengol, que no asistió a la reunión pues viajó a Menorca a una reunión de coordinación para actuar ante los daños que causó la tormenta el fin de semana, será proclamada candidata en noviembre sin pasar por primarias ya que los estatutos del PSOE, por los que se rige también el PSIB, establecen que éstas no son obligatorias en las comunidades donde tenga la presidencia. Aún así, deja un margen para que se convoquen si lo solicitara «la mitad de la militancia», algo que nadie considera en estos momentos en el partido socialista. Sí están previstas las primarias para Cort y el Consell de Mallorca, ya que son instituciones que no preside el PSIB. Aunque formalmente se celebren, está prácticamente decidido que Mercedes Garrido opte al Consell y que José Hila sea candidato al Ajuntament de Palma. En los debates previos que se han celebrado en las agrupaciones locales no se ha planteado otra opción. Las listas completas se aprobarán después.

Ante las elecciones del próximo año (en mayo coincidirán autonómicas, locales y europeas), los socialistas no se plantean otro escenario que seguir gobernando. De hecho, y así lo aseguró este lunes el portavoz del partido y conseller de Treball, Iago Negueruela, aspiran a cuatro años más para consolidar los cambios.

Las primarias del PSIB son sólo para definir las cabeceras de lista. Las listas las aprueba el Comité Polític y luego son validadas por el Comité Federal del PSOE.