Representantes de todas las administraciones implicadas, en la firma del convenio. | Ayuntamiento de Calvià

3

El Consell de Mallorca ha recibido en cesión por parte del Ayuntamiento de Calviá y por un periodo de 30 años, las pocilgas de las casas de la finca pública de Galatzó que serán transformadas en refugio tras las obras a las que destinarán cerca de 1,5 millones de euros procedentes de los fondos recauddados con la ecotasa, ha informado hoy, las institución insular.

El nuevo refugio, que formará parte de la Ruta de Pedra en Sec, tendrá capacidad para albergar a 52 personas

El proyecto contempla la conservación de la fachada de las pocilgas y la adaptación de su interior donde se ubicarán las habitaciones.

Además, está planeado habilitar una sala polivalente donde se podrán llevar a cabo reuniones o varios eventos.

Una vez concluidas las obras, el refugio de Galatzó, junto con el de Son Amer en Escorca, será el más grande de la red de refugios del Consell.

«Este será el primer refugio que se encontrarán los senderistas cuando empiecen la Ruta de Pedra en Sec. Esta zona antes no quedaba cubierta por la red de refugios del Consejo, pero con la incorporación de sa Coma d'en Vidal 2016, y ahora con el de Galatzó facilitamos la pernoctación en todo el GR 221 «, ha dicho la consellera de Medio Ambiente, Sandra Espeja.

Tras la firma del documento de cesión, el alcalde de Calvià, Alfonso rodríguez, ha destacado «la importancia que tiene para nuestro municipio la apertura de este refugio, que supone un valor añadido a las casas de Galatzó y que atraerá multitud de visitas a esta finca pública de gran valor patrimonial «.

El Departamento de Medio Ambiente comenzará en breve los trámites para licitar la obra y poder comenzar los trabajos de reforma lo antes posible.