El regidor José Hila, durante la rueda de prensa celebrada este martes en Cort.

5

El regidor de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma, José Hila, ha advertido de que se está haciendo «demagogia» con los okupas de Corea y ha recordado, en rueda de prensa, que «en estas viviendas no pueden vivir personas porque supone un riesgo para su seguridad».

En este sentido, Hila reprobado que se hayan cuestionado las conclusiones de los técnicos que, entre otras cosas, aseguran que es preciso «apuntalar el edificio prohibiendo todos los usos» dado el «peligro de colapso por ruptura frágil que tiene la estructura». También se indica la necesidad de iniciar un expediente de ruina legal.

Con las conclusiones del informe elaborado por los técnicos municipales, «no podemos permitir, como administración, que haya gente viviendo allí». A todas estas personas, que no son los propietarios de las viviendas, «se les pondrá a su disposición los recursos municipales», pero ha recalcado que ahora, con el informe técnico, se decretarán las medidas cautelares y se notificará el desalojo. Si no se lleva a cabo el desalojo, se pedirá al juzgado que actúe. En este punto, no ha concretado cuándo se notificará ni cuándo se procederá al desalojo, aunque ha apuntado que el informe establece un plazo de siete días.

Acuerdo con los propietarios

En rueda de prensa, el regidor ha confirmado que se ha llegado a un acuerdo con los propietario legales del bloque VIII de Corea.

Noticias relacionadas

Actualmente sólo hay allí una familia que ya tiene asignada una casa y a la que no le afecta ninguna medida cautelar. Hila ha confirmado que en breve esta familia será trasladada. Los acuerdos a los que se ha llegado con los propietarios son aceptar el precio justo fijado por Urbanismo, la permuta de la vivienda por alguna propiedad municipal o la aceptación del precio justo más un alquiler social.