Imagen del bloque de 'Corea'. | M. À. Cañellas

3

Stop Desahucios ha presentado este martes una denuncia contra el Ayuntamiento de Palma por prevaricación por no haberles permitido acceder a las pruebas sobre el desalojo del bloque VIII de ‘Corea’, situado en la calle Infant Pagà. Además, solicitan la paralización cautelar de dicho desalojo.

Por su parte Cort debe proceder a apuntalar el bloque VIII de ‘Corea’, desalojar en su totalidad las escaleras 23 b y 23 c y prohibir el uso de las viviendas 1º 1ª y 2º 1ª de la escalera 23 y el 1º 2ª, 2º 1ª, 2º 2ª y 3º 1ª de la escalera 23 a. Estas son las medidas cautelares de seguridad que ordena ejecutar de forma urgente el informe realizado por técnicos del Ayuntamiento.

El informe, fechado el pasado 19 de octubre, concluye que es preciso «apuntalar el edificio prohibiendo todos los usos» dado el «peligro de colapso por ruptura frágil que tiene la estructura». También se indica la necesidad de iniciar un expediente de ruina legal.
El Consistorio tiene claro que el inmueble va a ser derribado para esponjar la zona. El bloque VIII contaba con veinte propietarios particulares (muchos de los pisos eran del Ibavi o de bancos y Cort lo ha ido comprando). Hasta ahora se había llegado a un acuerdo de realojo con doce de los propietarios y faltaba hacerlo con otros ocho. Pero sobre todo actualmente residen okupas que exigen a Cort un alquiler social.

Este martes, tenía previsto acudir a la zona una trabajadora social con varios policías, pero finalmente no han acudido.

El regidor José Hila ha informado de que ahora con el informe técnico se decretarán las medidas cautelares y se notificará el desalojo. Si no se desaloja, se pedirá al juzgado que actúe. En este punto, no ha concretado cuándo se notificará ni cuándo se procederá al desalojo, aunque ha apuntado que el informe establece un plazo de siete días.