Numerosos voluntarios particpando este viernes en las labores de limpieza en Sant Llorenç des Cardassar. | T. Ayuga

15

La Diócesis de Mallorca destinará las colectas de parroquias y lugares de culto de este fin de semana a los damnificados por las inundaciones que han afectado al levante mallorquín.
Así lo ha decidido el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, tras reunirse con los presbíteros de la zona de Llevant esta mañana, según ha informado el Obispado en una nota de prensa. Igualmente, la Diócesis mallorquina ha organizado una recogida de donativos para los afectados, a través de la cuenta corriente de la Parroquia de Sant Llorenç des Cardassar.