Los ciudadanos de Palma no pagarán más por el recibo de la contribución el próximo año. | ARCHIVO

10

El Pacte acordó este miércoles congelar el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el impuesto de circulación y las plusvalías para el próximo año. El regidor de Hisenda, Adrián García, explicó que para evitar la subida correspondiente a la revisión del valor catastral se ha bajado el tipo.

Este año, Cort prevé recaudar 111,1 millones con este tributo; son 4,3 millones más que en 2017. La mayor parte del incremento corresponde a la subida del 25 % aplicada a los inmuebles de mayor valor catastral (2,5 millones), al aumento de nuevos recibos (500.000 euros) y al proceso de regulación (1,3 millones). La recaudación prevista en 2019 será ligeramente superior a la de 2018. García destacó que una de las novedades para el próximo ejercicio es que las personas que no estén al corriente de pago con el Ajuntament perderán las bonificaciones. Además, avanzó que se sustituye la rebaja del IBI cultural por subvenciones porque la mayoría de las instalaciones están alquiladas.

El impuesto de circulación también se congelará para 2019. Como novedad, se eliminará la bonificación de oficio a todos los vehículos mayores de 25 años, salvo los que tienen el distintivo de históricos; el resto tendrán que solicitarla si quieren beneficiarse de ella.

Además, se ampliará la bonificación del 50 % a los vehículos que utilicen energías limpias; ahora la tienen los híbridos. Los contribuyentes que no estén al corriente de pagos también perderán la bonificación.

Las plusvalías también se congelarán y se podrá pedir una prórroga de seis meses.

Además, si hay un procedimiento judicial se podrá suspender el pago.

El edil de Hisenda subrayó que las tasas de las pruebas de selección de personal serán gratis para los jóvenes y mayores de 45 años en paro, así como para las personas derivadas de los servicios sociales.