La previsión que realizan grupos turísticos y aerolíneas británicas, alemanas y escandinavas es que se superen con creces los 6 millones de asientos de 2017 en Son Sant Joan. | J. J. Monerri

36

Mallorca afrontará la mejor temporada turística de invierno de toda su historia, pese a la competencia de Canarias, Turquía, Egipto, Grecia y Túnez.

La conectividad aérea será superior a la del pasado año y habrá más hoteles abiertos en las zonas vacacionales de la Isla, lo cual tendrá un efecto positivo en el mantenimiento y creación de empleo de noviembre a marzo de 2019, según indican touroperadores, patronales y asociaciones hoteleras. El Palacio de Congresos de Palma, tras más de año y medio de funcionamiento, se consolida como un auténtico motor económico para Palma y el resto de la Isla.

La celebración de congresos y eventos de reuniones «tendrá un impacto positivo en la ocupación hotelera de Palma y en toda la actividad comercial de Mallorca», puntualizan desde Melià.

Productos turísticos

La Asociación Hotelera de Palma, que preside Javier Vich, indica que el efecto dinamizador del Palacio de Congresos es un hecho: «La previsión para este invierno es que crezca la ocupación en los hoteles urbanos boutique de Palma, lo que tendrá un efecto dinamizador en la oferta comercial, cultural y de restauración de Palma. La mayor actividad del Palacio de Palma se aprecia ahora y la previsión es óptima de aquí a la próxima primavera».

El presidente de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Francisco Marín, incide en otros aspectos: «Los productos turísticos de senderismo y cicloturismo están en auge en los meses de temporada baja y media en nuestra zona y en otras de Mallorca, lo que hará que en la Platja de Palma haya más hoteles abiertos esta temporada baja, con mejores ocupaciones y mayor actividad económica. A esto, sumar que la programación del turismo de la tercera edad del Imserso y Mundosenior será superior a la de años precedentes».

El fenómeno de Palma, por la calidad de los hoteles boutique, la mayor actividad del Palacio de Congresos y la apuesta de los touroperadores por los productos desestacionalizadores (senderismo, cicloturismo, golf, náutica y gastronomía) hará que la programación de las compañías aéreas de octubre de 2018 a marzo de 2019 sea superior a la del pasado año.

La previsión que realizan grupos turísticos y aerolíneas británicas, alemanas y escandinavas es que se superen con creces los 6 millones de asientos de 2017 en Son Sant Joan. Los datos finales los dará AENA una vez pase el verano, pero el crecimiento del tráfico aéreo en invierno supera ya el 10 % desde 2016.