En Palma estará prohibido el alquiler turístico en pisos en todo el municipio, lo que afecta también a los barrios más turísticos, como la Platja de Palma. Además, en el término de la Platja de Palma correspondiente a Llucmajor tampoco estará permitido. De este modo, en toda la Platja de Palma solo las viviendas unifamiliares podrán destinarse a alquiler turístico, un máximo de 60 días al año. | ARCHIVO

19

La Conselleria de Turisme tiene sobre la mesa 143 denuncias de alquiler turístico ilegal en pisos en Mallorca que se han registrado en los primeros siete meses de este año.

Se trata de una cifra relativamente pequeña si se tiene en cuenta que en la Isla se han llegado a comercializar miles de estancias turísticas en pisos sin la correspondiente licencia. De hecho, hasta ahora ha estado prohibido el arrendamiento vacacional en edificios plurifamiliares, un veto que se levanta a partir de mañana en determinadas áreas de Mallorca.

Los inspectores de turismo estudiarán ahora caso por caso cada una de las denuncias, que proceden bien de los ciudadanos a través del buzón habilitado para ello o a través de inspecciones realizadas de oficio, para incoar los respectivos expedientes en caso de que sea necesario. Hay que recordar que desde el pasado verano, cuando entró en vigor la modificación de la Ley de Turismo, las sanciones al alquiler turístico ilegal se incrementaron de forma considerable.

Multas

Así, los propietarios que incumplan la ley se enfrentan a multas de entre 4.000 y 40.000 euros. Estas cantidades son mucho mayores para los portales comercializadores, ya que pueden alcanzar los 400.000 euros.

Precisamente la multinacional de alquiler turístico Airbnb tendrá que pagar 300.000 euros o recurrir a los tribunales después de que el departamento que dirige la consellera Bel Busquets declarase firme la sanción que le impuso por promocionar el arrendamiento ilegal de viviendas sin licencia y rechazara las alegaciones contra el expediente sancionador.

En concreto, la sanción es por la comercialización de viviendas de Mallorca sin la declaración responsable de inicio de la actividad turística o sin indicar el número de inscripción en el registro obligatorio de inmuebles autorizados. El de Airbnb es el primer expediente sancionador firme por infracción muy grave en Mallorca en virtud de la Ley de Turismo, aunque la Conselleria también ha iniciado el proceso para multar, igualmente con 300.000 euros, a las plataformas Homeway y Tripadvisor.

Estos procedimientos sancionadores y el elevado importe de las multas ha motivado que en el último año hayan dejado de comercializarse miles de pisos turísticos en la Isla. De hecho, la patronal de alquiler turístico Habtur ha mantenido desde la aprobación de la normativa la recomendación a sus asociados de retirar del mercado la oferta ilegal, pese a su posición crítica con la ley, que califican de ir en contra de los intereses del sector del alquiler vacacional.

Turisme también ha recibido este año 71 denuncias de viviendas unifamiliares.