Una de las regatas de la pasada edición de la Copa del Rey de Vela. | EFE

3

El impacto económico que generará la edición de la 37 Copa del Rey de vela superará los 25 millones de euros, según las primeras estimaciones del equipo de la UIB que va a analizar todos los indicadores de gasto durante todo el tiempo que regatistas y empresas suministradoras realizarán en los próximos quince días.

palma local firma convenio uib y club nautico foto joan torres

La firma del convenio para evaluar el impacto económico de la regata contó este jueves con la presencia del el rector de la UIB, Llorenç Huguet; el presidente del Real Club Náutico de Palma (RCNP), Javier Sanz y la coordinadora del estudio, la profesora titular del Departamento de Economía de la Empresa de la UIB Maria Antònia García.

«La idea es hacer una estimación científica de lo que genera una regata que mueve a alrededor de 3.000 personas entre regatistas, marineros, armadores, medios de comunicación y todo el volumen que mueven los propios patrocinadores», explicó García en las instalaciones del RCNP.

El estudio pretende acotar, con diversos indicadores de consumo, la cifra económica que puede generar en evento deportivo de estas características. Para ello el equipo de investigación ha diseñado una serie de instrumentos de análisis contratados con otras investigaciones internacionales para recopilar estos datos.

Los sectores sobre los que incidirá la evaluación del impacto de la regata centrarán en la contratación de servicios de mantenimiento de las embarcaciones, hoteles, catering, restaurantes, comercio, alquiler de coches y contratación de personal para los días de regata.

«Sobre todo evaluaremos la dimensión que la regata adquiere en las redes sociales, proyectando una imagen de Balears de un turismo de calidad, donde el deporte empieza a ser un eje vertebrador de la oferta turística, y por tanto, nos permite diversificar el actual modelo de la industria turística balear pasada en potenciar todos los productos desestacionalizadores», explicó la coordinadora.

Para complementarlo, el equipo de la UIB dispondrá de un centro operativo para implementar los datos económicos con los sociales durante la regata. El presidente del RCNP, Javier Sanz, apuntó que «la previsión de gasto económico en Palma y en el resto de Mallorca será muy superior a la del pasado año, ya que hay mas barcos y regatistas».

Javier Sanz adelantó que el impacto del año 2017, con 20 millones de euros, «se superará con creces en la edición de este año, 2018». Maria Antònia García no quiso avanzar la cifra: «Falta el estudio y balance final, pero todo hace indicar que la cifra será más elevada y con mayor impacto económico».