Joan Mesquida, Albert Rivera y Manuel Valls a su llegada al Parc de la Mar. | T. Ayuga

8

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha asegurado este domingo que en Baleares el Govern socialista «ha comprado toda la milonga de los nacionalistas» y ha añadido que «que una minoría nacionalista, pactando con un gobierno socialista, condicione la vida diaria no es justo».

En la presentación de la plataforma España Ciudadana en Palma, Rivera ha animado a «no desfallecer» en el rechazo del nacionalismo y a defender una nación española «diversa pero unida de ciudadanos libres e iguales» y ha advertido de que el nacionalismo «es insaciable». Rivera ha dicho que se debe elegir entre «la nación de naciones y las ocurrencias» que ha calificado como «el camino fácil y cómodo del apaciguamiento» pero que cree incorrecto y «el de la valentía, la claridad y la defensa de los valores constitucionales».

«Llevamos 40 años errando pensando que los nacionalismos van a conformarse cuando el nacionalismo por naturaleza es insaciable y el proyecto nacionalista es de exclusión y ruptura», ha advertido y se ha declarado harto ante «lo está pasando en Cataluña y el debate identitario nacionalista y de 40 años cediendo a los nacionalistas».

«No podemos desfallecer ahora porque si consiguen más privilegios, más herramientas y más recursos todavía será peor lo que viene por delante», ha afirmado. «El camino tiene que ser el de una España de ciudadanos libres e iguales aunque nos cueste una década», ha reivindicado.

Manuel Valls acusa al nacionalismo de querer romper la libertad

El exprimer ministro francés Manuel Valls, invitado al acto, ha señalado que el nacionalismo «rompe con la libertad, la democracia y los valores de Europa» y, por ello, ha insistido en la defensa de la Constitución con el fin de evitar «la destrucción» del país. «Por eso me he metido en el debate de Catalunya y España porque no era solo el debate de Catalunya en España, era un debate para Europa y para el futuro de Europa y por eso se debe defender la Constitución», ha apuntado.

También que se pueden hacer reformas siempre que «estén pactadas», aunque ha aclarado que «la independencia de un territorio no está prevista en la Constitución» puesto que «un Gobierno constitucional no puede hacer que se destroce España al separarse un territorio del resto». A su juicio, no se trata solo del futuro de España, sino del futuro de Europa, por lo que ha defendido «una España unida y diversa» que «ame su cultura y su idioma», hablado por «casi 500 millones de personas en todos los continentes».

Valls ha remarcado que en la Constitución «no existe más margen que su cumplimiento» y ha recordado a las CCAA de que «nunca habían tenido un nivel de autonomía como el de ahora», algo que «no existe en otros países de Europa». «Tenéis que estar orgullosos de este modelo de Estado», ha añadido.

El exprimer ministro francés ya intervino en la presentación de la plataforma 'España Ciudadana' el pasado 20 de mayo en Madrid, pero en aquel momento lo hizo enviando un vídeo grabado. El líder de Ciudadanos (cs), Albert Rivera, describió entonces a Valls como una persona «comprometida con las libertades en España, con la Constitución y con el proyecto europeo y matizó que aún no ha respondido a la propuesta de Cs de que se presente como candidato a la alcaldía de Barcelona en las elecciones de 2019.