La propuesta del Govern va dirigida esencialmente los turistas y no tanto a los residentes. Su propósito es favorecer la movilidad en la bahía y rebajar entre un 25 y un 33 por ciento el número de coches de alquiler en la zona. | NEUS GARAU

28

El plan de movilidad que acaba de aprobar el Govern plantea la posibilidad de crear una línea marítima regular que enlace por barco los distintos puntos de la bahía de Palma, desde Santa Ponça hasta la Platja de Palma.

El plan justifica esta propuesta en el hecho de que en los tres municipios mallorquines que quedarían enlazados por esta nueva línea regular –Palma, Llucmajor y Calvià–, concentran 117.000 plazas turísticas, es decir, el 41 por ciento del total de Mallorca. «Un servicio de transporte de la bahía permitiría complementar la oferta de transporte público de superficie, además de constituir un nuevo atractivo turístico», recoge el plan de movilidad. El estudio señala que existe «factibilidad técnica» para poner en marcha esta medida por la existencia de una serie de puertos y espigones que facilitan la «permeabilidad del servicio».

Servicio complementario

El documento aprobado en el Consell Balears de Transport se asegura, en cualquier caso, que se trataría de un servicio eminentemente turístico, complementario al transporte regular de viajeros y al transporte discrecional por carretera. Se plantea a «riesgo y ventura» del concesionario y, para garantizar su implantación, habría que estudiar la posibilidad de integrar otros servicios turísticos, como guías o visitas a monumentos.
No hay un previsión de coste de este servicio y, en primera instancia, se calcula que podría dar servicio inicial a unos 200.000 viajeros.

El plan del Govern considera que la implantación de este plan permitiría aumentar la movilidad de los residentes entre un 8 y un 13 por ciento, pero sobre todo permitiría reducir el número de vehículos de alquiler por las carreteras de que enlazan los tres municipios. Esta reducción será de entre un 25 y un 33 por ciento, según los estudios del Govern.
El plan incluye una propuesta similar para enlazar los municipios de Eivissa y Sant Antoni, en Eivissa, y también en Menorca, en el puerto de Maó.

Por los que respecta a esta zona, el documento señala que en el puerto hay dos islas, la del Rei y la del Llatzeret, a las que solo se puede llegar por vía marítima y recuerda que en estos dos puntos se realizan diversas actividades y además está previsto que pueda haber un alojamiento en la segunda. También indica que en la bocana del puerto está la fortaleza de Isabel II, que también se puede visitar con actividades culturales y de ocio.

Centros logísticos

Relacionado con el transporte marítimo, el plan propone otra novedosa medida: la habilitación a medio plazo de crear centros logísticos en cada Isla conectados con los puertos, «que actúen como centro de ruptura de carga y eviten la circulación de tráilers por las Islas. De esta forma, las mercancías que lleguen por vía marítima dispondrían de una centro de distribución que descongestionarías las carreteras de las Islas de este tipo de tráfico.