Joan Simonet. | T. Ayuga

18

Asaja-Balears lanzó este jueves durísimo ataque a la Federación Hotelera de Mallorca al conocer las alegaciones que esta organización ha presentado al proyecto de reforma de la Ley Agraria que prepara el Govern.

Según Asaja, «los hoteleros se oponen a que cada payés pueda alquilar seis plazas de su finca a turistas y reclaman que este tipo de actividades forme parte de la normativa de Turisme», al igual que los agroturismos. ASAJA afirma que «los hoteleros desearían que los agricultores fuesen sus jardineros particulares». Por su parte, la Federación Hotelera afirma que «no tiene sentido» que se cree una figura igual a la de agroturismos con otro nombre para eliminar requisitos. Y no está de acuerdo en que «no se pague por plaza turiística».

Joan Simonet, gerente de la organización payesa, señala que «a los dirigentes de la Federación Hotelera debería darles vergüenza atacar al sector agrario de la Isla cuando ellos, durante años, llevan comiendo y aprovechándose del 95 por ciento del pastel turístico», no dejando, en palabras de Simonet, «ni oler la nata a un sector pequeño, débil y en peligro de desaparecer como es el nuestro».

Para la Federación Hotelera, toda oferta de alojamiento con componente turístico debe estar regulada y se debe aplicar igual normativa, obligaciones y derechos». Los hoteleros señalan que «se puede compartir que se eliminen requisitos en la tramitación de agroturismos, pero lo que no tiene sentido es que se cree una figura igual a la de agroturismos que se denomine de otra manera para eliminar los requisitos». Tampoco está de acuerdo en que no se pague por plaza turística.