Los dueños de los bares fueron detenidos por la policía en 2017. | Alejandro Sepúlveda

7

El juzgado de Instrucción 11 de Palma ha archivado de forma provisional la causa que se seguía por explotación laboral contra los propietarios de los baresEl Olivo de Palma. En la causa permanecían cinco personas investigadas tras la operación policial llevada a cabo en noviembre de 2016. Entonces fueron detenidos los responsables de la cadena de restaurantes que en ese momento tenía tres establecimientos en Palma, uno en Ciudad Jardín, otro en el Rafal y un tercero junto a plaza de España.

Las investigaciones policiales arrancaron tras la denuncia de un antiguo trabajador y las pesquisas se centraban en las condiciones de los empleados: se les acusaba de forzar a los trabajadores a sumir condiciones abusivas, tanto en duración de las jornadas, faltas de descanso y salario pagado en gran medida fuera del contrato y en negro.

Noticias relacionadas

Tras dos años de investigación judicial, el magistrado instructor concluye que no existen indicios suficientes de la comisión de esos delitos. Los investigados, representados por la abogada Carolina Ruiz, habían negado tras ser detenidos los delitos.

Este es el segundo caso que afrontaban los dueños de estos establecimientos que ese mismo año 2016 fueron condenados a penas de dos años de cárcel por adeudar salarios a sus trabajadores y varias cuotas de la seguridad social. La suspensión de la pena quedó condicionada a la regularización de esos pagos y, al no verificarse, la Audiencia Provincial, revocó esa medida el año pasado, si bien no llegaron a ingresar finalmente en prisión. En esta segunda investigación penal los cargos no llegarán a juicio, aunque el auto puede ser recurrido por los trabajadores que denunciaron.