0

El Govern ha aprobado este viernes definitivamente el proyecto constructivo para eliminar el paso a nivel para peatones de Verge de Lluc, con un gasto, por parte de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), de 723.324 euros para la adjudicación del contrato de obras.

Asimismo, se ha acordado la declaración de interés público para la ocupación y la expropiación de los terrenos que sean necesarios para ejecutar el proyecto. Este se ha aprobado una vez concluido, el pasado 28 de mayo, el plazo de exposición pública sin que se haya registrado ninguna alegación.

El proyecto que finalmente se ejecutará es el que ha resultado del proceso participativo llevado a cabo, en el que han tomado parte el Govern, el Ayuntamiento de Palma y los vecinos de la zona.

Durante el proceso se barajó la posibilidad de instalar una pasarela elevada o bien la construcción de un paso subterráneo. Finalmente, se optó por la segunda opción.

La solución incluida en el proyecto consiste en construir un paso inferior, por debajo de la plataforma ferroviaria, que permitirá conectar los dos márgenes de las vías del tren, y a fin de garantizar la accesibilidad se instalarán tanto escaleras como rampas. También se prevé la creación de aparcamientos para los vehículos.

El Govern tiene previsto licitar las obras durante el mes de junio y adjudicarlas e iniciarlas durante el mes de septiembre, para que en febrero de 2019 se puedan dar por terminadas.

El SFM tiene entre sus objetivos primordiales eliminar riesgos y conseguir una red de transporte público más segura. Por ello, además del proyecto de Verge de Lluc, este año también se licitarán las obras para eliminar los pasos a nivel de Marratxí (dos) y Consell (dos). El paso de Verge de Lluc es el último que queda en el término municipal de Palma.