Los administrativos sí deberán acreditar sus aptitudes. | Jaume Morey

18

La presidenta de la Empresa Funeraria Municipal de Palma (EFM), Antònia Martín, se dispone a anunciar en el pleno municipal de este jueves que los operarios de la funeraria como los enterradores estarán exentos de acreditar sus conocimientos de catalán.

El equipo de gobierno de Cort estaba a la espera de recibir las conclusiones de un informe de los servicios jurídicos al respecto, y estas apuntan a que los operarios no deberán presentar dicha acreditación. Quienes sí deberán estar en disposición de demostrar sus aptitudes lingüísticas será el personal administrativo. En su caso deberán acreditar un nivel B2, un aumento de la exigencia a medio camino entre la del C1 que proponía Més.

Noticias relacionadas

Según fuentes municipales, el objetivo era el de equiparar el nivel de exigencia de estos trabajadores con el resto de empleados municipales.