Jaume Crespí, entre José Ramón Bauzá y Maria Salom, durante la celebración de la victoria del PP en 2011. | Redacción Local

32

Una decena de militantes del PP balear han solicitado su baja del partido en menos de una semana, algunos de ellos cargos tan destacados como el del exalcalde de Deià y exconseller del Consell Jaume Crespí, que formó parte del equipo de confianza de José Ramón Bauzá hasta que fue designado president del Govern.

También ha presentado la baja esta misma semana la exconcejala de la formación en Calvià Maria Eugenia Frau, que además ocupaba el puesto número catorce en la lista de los ‘populares’ al Parlament y que incluso podría tener opciones de entrar en la Cámara si se produce alguna dimisión ya que Mabel Cabrer, actual diputada, ocupaba el puesto número doce.

La baja de Crespí responde a una combinación de malestar por la situación que vive la dirección nacional del PP unida a discrepancias con la actual dirección del partido en las Islas, a pesar de que en su día fue uno de los hombres clave en el Consell de Mallorca cuando estaba presidido por Maria Salom.

Estas bajas se suman a las ya anunciadas del exsecretario de Nuevas Generaciones Andreu Ferrer, por discrepancias con la dirección, y la del exsecretario general del partido en Andratx Ángel Hoyos. Este último aseguró que dejaba el partido «avergonzado» por el ‘caso Gürtel’. Otros seis dirigentes más han renunciado al carnet del PP en los últimos días, según fuentes de la formación conservadora.

Dirigentes del PP balear reconocen que la situación política en la que se encuentra la formación es complicada, derivada, sobre todo, del impacto político que ha tenido la sentencia condenatoria sobre la ‘trama Gürtel’. Si la moción de censura presentada por Pedro Sánchez no prospera, algo que ahora mismo parece probable, en el PP de las Islas temen que el acoso de Ciudadanos al Gobierno de Mariano Rajoy termine provocando un adelanto de las elecciones generales.