Esta imagen de turistas con maletas por el centro de Palma –que seguramente se alojan en pisos– tendría que desaparecer este verano, aunque hay muchas dudas sobre si se va a respetar la nueva normativa.

36

La limitación del alquiler turístico preocupa de forma especial a los empresarios del comercio de proximidad de la Isla, que auguran un descenso de ventas esta temporada, especialmente en los sectores de alimentación. Así lo indicó el presidente de la patronal del pequeño y mediano comercio Afedeco, Rafael Ballester, quien indicó que la asociación también engloba a establecimientos de alimentación, «que habían notado los beneficios de este tipo de turismo que no se aloja en hoteles», dijo.

En los últimos años los supermercados de la Isla han registrado importantes incrementos de ventas en verano como consecuencia del boom del alquiler turístico. Muchos de estos establecimientos están ubicados en zonas costeras, por lo que los situados en zonas con importante presencia de alquiler en viviendas unifamiliares, caso de Pollença, no notarán tanto el impacto de las restricciones. Por contra, en Palma, muchos pequeños establecimientos que servían a este tipo de turismo sí que registrarán un descenso en su facturación.

Al respecto, la regidora de Turisme i Comerç de Cort, Joana Maria Adrover, explicó que esta cuestión «no se ha abordado en el consejo municipal de comercio» y aseguró que no se ha recibido ninguna propuesta al respecto.