Santiago (primera fila) y Ensenyat (tercera) durante la asamblea de este viernes.

14

No sólo la militancia de Més per Mallorca decidirá las candidaturas de 2019. Las primarias se celebrarán el 9 de junio y también votarán sus simpatizantes. Habrá dos procesos de primarias; uno para decidir los dos primeros puestos de las candidaturas al Parlament, al Consell y a Cort, y otro para definir el resto de nombres. En las primarias del día 9, militantes y simpatizantes decidirán el número uno y el dos. Así se acordó en la asamblea que anoche aprobó el reglamento de participación.

Las primarias de Més se presentan, en un principio, mucho más tranquilas de los que parecía hace unos meses, tras la dimisión de Biel Barceló como vicepresidente del Ejecutivo y del inicio de la carrera entre Miquel Ensenyat (presidente del Consell de Mallorca) y de Fina Santiago (consellera de Serveis Socials) por liderar la lista de Mallorca al Parlament y, por tanto, aspirar a presidir el Govern.

Antes de que la asamblea de ayer eligiera el sistema (candidaturas individuales y no parejas), Ensenyat y Santiago ya habían decidido que pasara lo que pasara no se desautorizarían y asumirían lo que dijera el partido. Antes de votar, ya habían acordado que si triunfaba el sistema de tándem (dos nombres en una misma papeleta), formarían pareja y aceptarían ir de uno o dos, según el parecer de la militancia. Bel Busquets y Guillem Blaboa competirán por liderar la lista al Consell. Nadie cuestiona que Noguera sea el candidato a Palma.

La asamblea de este viernes, en la que primó el acuerdo, también eligió la mesa del Consell Polític, el presupuesto de 2018 (la formación tendrá ‘deuda cero’ en un mes, según explicó el secretario de Finanzas, Lluís Frontera) y aprobó una ponencia que quedó pendiente en la asamblea de hace un mes que renovó la dirección, la de Medi Ambient, que defendió el portavoz parlamentario Josep Ferrà. La asamblea, alejada de tensiones, se celebró en el auditorio de Porreres. Més llega a sus primarias con aires de pacto. «Ese ha sido el mandato de la militancia», coincidieron Ensenyat y Santiago.