3

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este lunes la liquidación de los presupuestos municipales de 2017 logrando el equilibrio presupuestario municipal y con un remanente de tesorería de 42,8 millones de euros.

En un comunicado, el gobierno de Cort ha destacado que se ha conseguido el equilibrio presupuestario sin subir los impuestos, ni recortar en servicios.

La deuda del Ayuntamiento de Palma se ha reducido desde 2015 de un 80 por ciento al 66 por ciento de los ingresos liquidados.

El consistorio ha destacado el cierre de estas cuentas con superávit y el cumplimiento del Plan Económico Financiero de 2015, año en el que se tuvo que adoptar el plan tras no cumplirse con la regla de gasto por sentencias por expropiaciones anteriores y que ha limitado la capacidad de actuación en los últimos años.

El concejal de Economía, Hacienda e Innovación de Palma, Adrián García Campos, ha criticado «la regla del gasto del ministro Montoro» porque «pone trabas y límites a los presupuestos y limitan los servicios prestados a los Ciudadanos».

«No tiene sentido que nos limiten la capacidad de acción a los ayuntamientos cuando, en el caso de Palma, hemos cumplido con el compromiso de estabilidad presupuestaria, sin aplicar recortes en los servicios públicos y sin subir los impuestos», ha esgrimido García.