Gráfico de la reordenación de los servicios del puerto de Palma. | Redacción Local

12

Los técnicos del Ajuntament de Palma, Autoritat Portuària de Balears (APB) y del Ministerio de Fomento (Puertos del Estado) han llegado a un acuerdo para reordenar todos los servicios del puerto de Palma, distribuyéndolos en tres zonas: industrial, actividad de cruceros y la asignada al tráfico de mercancías, combustibles y ferrys, según fuentes de la APB.

La principal novedad es que todo el sector industrial relacionado con actividades portuarias, como la de reparación y mantenimiento de yates y buques, se trasladará al Moll Vell, donde ya se encuentra la empresa Servicios Técnicos Portuarios (STP). En esta operación se encuadra el cambio de ubicación de Astilleros Mallorca, que dejará el lugar que ocupa actualmente junto al Real Club Náutico de Palma para trasladarse a la nueva zona industrial cuando el plan de empresa, que se presentará en el consejo de administración de marzo, se apruebe antes del mes de junio.

Los técnicos han redistribuido todos los servicios para evitar la dispersión actual. El Moll Vell queda como zona industrial, mientras que los muelles de Peraires absorberán todo el tráfico de cruceros, salvo el de los grandes buques que atracarán en la estación marítima número 6.