Ismael Santamaría y Mario García, junto con su profesor Martí Pallicer, en el centro. | Jaume Morey

5

La palabra suicidio siempre lleva consigo una connotación negativa. Existe un tabú generalizado que nos impide hablar de ello con naturalidad. Por eso, tres alumnos de Realización del IES Juníper Serra (Palma) han elaborado un documental con el objetivo de prevenir el impulso de quitarse la vida y de saber cuáles son los motivos que llevan a una persona a querer suicidarse.

Ismael Santamaría, Luis Michael Jarillo y Mario García sólo tienen entre 20 y 23 años, pero ya han tenido experiencias cercanas al suicidio. Explican que «gente de nuestro entorno han querido quitarse la vida y te das cuenta de que no sabes cómo tratarlo, ni nosotros ni la propia familia». Por eso, cuando en la asignatura de Realización Audiovisual les propusieron hacer un documental, tenían claro el tema. El profesor, Martí Pallicer, también ha tenido contacto con gente que se ha intentado suicidar e incluso que lo han consumado, por lo que les apoyó al máximo con la elección del tema.

Dificultades

Santamaría cuenta que «a la hora de elaborarlo, hemos tenido dificultades con los familiares de las personas que se han intentado suicidar». El realizador lo achaca a que «tanto la familia como el suicida se siente culpable o avergonzado, y prefieren no comentar nada». Gracias a la labor de investigación realizada y a los testimonios de las personas que han querido participar en el documental, los tres realizadores han sido capaces de establecer unos patrones.

Explican que «las edades más habituales entre las personas que intentar cometer un suicidio son o adolescentes o gente de la tercera edad». También se han percatado de que es un acto «muy vinculado a la depresión, aunque el suicidio se comete cuando se está remontando, por miedo a volver al pozo». La mayoría de las personas que buscan quitarse la vida tienen una baja autoestima, han pasado por algún desengaño amoroso, han sufrido bullying o la muerte de algún familiar.

Pallicer enfatiza que «el documental no busca ser sensacionalista, los testimonios son terapéuticos. Hay un rechazo social a hablar del suicidio y hay que eliminarlo». Tras las experiencias personales y la elaboración del documental, los tres alumnos y el profesor lo tienen claro: saber a quién acudir es fundamental para la prevención. «Hay casos muy complicados de encontrar, pero hay que tener empatía». También explican que «aunque necesite un psicólogo, la persona no va a ir por su propio pie, hay que ayudarla a dar el paso».

Otra recomendación fundamental que deja García es «no decir nunca a un suicida que es un cobarde o que quiere llamar la atención» y tener claro que «en ese momento creen que están solos y es necesario hacerles saber que sí que tienen a gente a su lado y si ha habido intento de suicidio, normalizar la situación en el ambiente familiar o de trabajo, porque tienen miedo de ser señalados».

La intención de los autores del documental es que, una vez haya acabado el proceso de posproducción, se proyecte en CineCiutat.

En Balears se suicidan 93 personas al año

En Balears se quitan la vida 93 personas cada año, lo que supone casi dos por semana. El suicidio es la primera causa de muerte en varones de entre 15 y 29 años y la segunda en mujeres, por detrás del cáncer.

Cada día, en las Islas, hay entre 15 y 20 intentos de suicidio, siendo las mujeres las que más lo intentan, hasta cinco veces más que los hombres. Sin embargo, los varones son hasta tres veces más eficaces que las féminas a la hora de acabar con su vida.