Imagen de las obras de la Vía Conectora. | M. À. Cañellas

El Consell de Mallorca ha aplazado hasta el primero de marzo la aprobación inicial del proyecto del Tramo I de la Vía Conectora (Ma-30) para estudiar las propuestas presentadas por el Ayuntamiento de Palma, ha indicado este jueves, la institución insular.

La aprobación inicial del proyecto de trazado del tramo I de la vía conectora (Ma-30) se ha pospuesto hasta la próxima reunión de la comisión informativa prevista para día 1 de marzo.

Este tramo es el comprendido entre la autopista del aeropuerto (Ma-19) y la carretera de Manacor (Ma-15).

El motivo, ha precisado el Consell, radica en la necesidad de tener más tiempo para poder analizar las propuestas que hizo el Ayuntamiento de Palma durante la reunión que este miércoles mantuvieron los técnicos del Departamento de Territorio e Infraestructuras con representantes de Urbanismo, Movilidad y de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma.

Durante este encuentro se propuso que en el proyecto del Tramo I se pueda habilitar un espacio para la construcción del futuro tranvía de la Playa de Palma, como también se solicitó repensar el trazado del carril bici que acompañará la vía conectora .

La consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, ha explicado que con «los aspectos que presentó el Ayuntamiento, hemos retirado el proyecto a la espera de que los técnicos puedan pronunciar durante este mes».

También la consellera ha señalado que «se trata de uno de los enlaces más importantes de la isla porque une la autopista del aeropuerto con la vía conectora».

La propuesta de enlace que se hace en el proyecto del tramo I segrega los tránsitos con dos salidas distintas.

Por un lado, la que iría hacia el Coll d'en Rabassa y, por la otra, por los vehículos que se dirigirán hacia el centro comercial, en Mercapalma y en la vía conectora.

De este modo, según el Consell de Mallorca se evitará que los vecinos del Coll d'en Rabassa se vean afectados por posibles retenciones de los que se dirigen al centro comercial.

En la actualidad se corta la salida del Coll d'en Rabassa en días puntuales, cuando la acumulación de coches provoca retenciones en dirección al aeropuerto.