El Passeig Marítim está desierto durante el día y casi nadie pasea por la zona. | Redacción Local

14

Reflotar el Passeig Marítim de Palma y convertirlo en un lugar de lujo. Este es el objetivo que se han marcados los empresarios de la zona, que han tomado como ejemplo a seguir el proyecto de Meliá en Magaluf. En este sentido, importantes hoteleros están dejando de alquilar los locales que tienen en propiedad en la zona para implantar en ellos restaurantes y locales de alta gama, que abrirán para la próxima temporada turística.

La idea es que el Passeig Marítim cobre vida también durante el día, y no solo durante la noche, con la apertura de estos establecimientos, donde residentes y turistas podrán ir a comer, tomar una copa, pasear e ir de compras.

El presidente de la Asociación de Restauración, Alfonso Robledo, explica que los empresarios del Passeig Marítim están trabajando para que tiendas de alta gama se instalen en el Passeig Marítim. En este sentido, argumenta que los locales de ocio tienen que convivir con los de restauración para dar vida a la zona, que durante el día está desierta.

Robledo avanza que próximamente se van a reunir con el alcalde de Palma, Antoni Noguera, y con el presidente de la Autoritat Portùaria, Joan Gual, para pedirles su colaboración en el cambio de modelo que quieren llevar a cabo en el Marítim, aprovechando la pacificación del tráfico que estas instituciones pretenden realizar en la zona.