El conseller Pons defenderá en Bruselas y ante Arias Cañete el cierre de Es Murterar

| Palma |

Valorar:
preload
Vista de la central térmica de Es Murterar.

Vista de la central térmica de Es Murterar.

22-11-2017 | Efe

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, tiene previsto mantener una reunión con el comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, el próximo 20 de febrero, en Bruselas, para defender el cierre de la planta de Es Murterar y el cambio de la central de Mahón, ha indicado el Govern.

Esta reunión con Arias Cañete, a la que Pons ira acompañado del director general de Energía y Cambio Climático, Joan Groizard, fue solicitada el pasado noviembre, tras la negativa del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a prestar apoyo a las medidas del Plan de Transición Energética de las Islas Baleares.

Este plan con el que se persigue cumplir los compromisos para combatir el cambio climático, contempla el cierre progresivo de la central de carbón de Es Murterar, la reconversión a gas natural de los grupos de fuel y gasóleo de la central de Mahón, y en paralelo una mayor utilización del gas natural y de las energías renovables.

Según el Govern, la postura del Ministerio es contraria a los acuerdos internacionales y compromisos asumidos por España en la lucha contra el cambio climático y se distancia de la línea de la mayoría de países europeos que ya han puesto fechas límite a las centrales de carbón, como Francia, Austria, Reino Unido y Holanda entre 2023 y 2030.

El Gobierno balear persigue ahora obtener el apoyo del comisario europeo de Acción por el Clima a su plan energético.

Arias Cañete fue uno de los principales negociadores de la Unión Europea en el acuerdo de París (emisiones cero el 2050), del mismo modo que está directamente implicado en el acuerdo político firmado por la Unión Europea y los estados miembros sobre la importancia de las Islas como espacios pioneros en la transición energética.

Pons defiende que el planteamiento que hace el Govern está en sintonía con los acuerdos y compromisos internacionales, mientras que la posición del Estado los poner en peligro.

Y en este sentido ha apuntado que la pérdida del cable entre Mallorca y Menorca -que obligará a incrementar la producción de la central de Mahón- evidencian la necesidad del cambio de los grupos de fuel y gasóleo a gas natural.

En Baleares, según datos facilitados por la Consellería que dirige Pons, la mayor parte de la producción energética procede de la central de Es Murterar y de la central de Mahón, que funcionan en la de Mallorca con carbón, y gasóleo y fuel la de Menorca.

Es Murterar es responsable del 25 % de las emisiones de CO2 en Baleares y la central de Mahón del 56 % de las emisiones de dióxido de carbono en Menorca. E

«El horizonte de futuro hacia el que tenemos que avanzar es el de la utilización del 100 % de energía proveniente de fuentes renovables en 2050», ha destacado la Consellería de Energía por medio de un comunicado.

El objetivo del Govern es cerrar los dos primeros grupos de Es Murterar y la reconversión de la central de Mahón antes de 2020 y, posteriormente, la clausura progresiva de los otros dos grupos de la instalación de Alcúdia, actuaciones que considera imprescindibles en el Plan de Transición Energética de las Islas Baleares.

El Govern ha asegurado que su objetivo es llevar a cabo este proceso de acuerdo con Endesa, planificando distintas actuaciones. El proceso incluiría un plan pactado con la empresa y sindicatos, para los trabajadores de la central.

El cierre de las centrales contaminantes se plantea de manera gradual. La primera fase se completará antes de 2020.

En una primera fase, se potenciaría paralelamente la producción con gas natural y el avance en la instalación de sistemas fotovoltaicos.

En una segunda fase ya sería su desaparición basada en la existencia de centros de producción de energía renovable suficientes que permitan dejar de lado el gasóleo y el fuel e ir reduciendo el gas natural.

La Consellería ha explicado que así y al mismo tiempo que se cierran los grupos más obsoletos, los más nuevos se mejorarían y reducirían los efectos contaminantes. La reconversión se realizará durante en 2019.

El plan establece que antes del 2020 se produciría el cierre de los dos grupos más antiguos de Es Murterar y la adaptación de los otros dos. Al mismo tiempo, un incremento de la producción de gas natural por parte de Cas Tresorer y Son Reus.

El cierre de los otros dos grupos se situaría entre 2025 y 2030, con un modelo de producción de gas natural y renovables.

Junto con la puesta en marcha de los proyectos renovables en tramitación, esta iniciativa supone una reducción del 21 % de las emisiones de dióxido de carbono.

En Menorca se plantea, de aquí al 2020, pasar la actual central de fuel a gas natural y que las obras de adaptación empiecen durante la actual legislatura.

Para llevar a cabo esta iniciativa, ha destacado la Conselleria, «es imprescindible que el Ministerio de Energía apruebe la instalación de una planta de gas, que implicaría una importante reducción de la contaminación».

Con el parque fotovoltaico de Son Salomó se estima que se podrá cubrir el 20 % de la electricidad que necesita Menorca.

A su vez el plan reclama la recuperación del doble enlace en la planificación, con la aceleración de los trámites, después de que haya quedado no operativo el cable existente.

En cuanto a Ibiza, el plan señala que el cable entre Mallorca y la pitiusa mayor está instalado y sólo necesita la autorización del Ministerio de Energía para estar operativo.

Ibiza, de acuerdo al plan, podrá funcionar sólo con los grupos de gas natural de la central y cable, evitando así la necesidad de utilizar los grupos más contaminantes, que, sin embargo, la empresa ya anunciado que dejará de hacer funcionar.

En paralelo, el plan destaca que resulta necesario impulsar de forma específica las renovables en Ibiza, la isla balear con menor implantación de este tipo de energías.

Por lo que se refiere a Formentera, el plan señala que con el segundo cable que se empieza a tramitar, la central de Es Ca Marí se podrá cerrar.

Los datos oficiales revelan que Baleares va a la cola del Estado en uso de energías renovables, con sólo el 2,5 % en el conjunto de las islas.

La proporción en Mallorca: 2,5 %; Menorca: 2,5 %; Ibiza: 0; Formentera: 6 %.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

xxx
Hace más de 2 años

otro lumbrera, si cierran la central, de donde va a venir la energia electrica??? o tiene un plan B ?

Valoración:0menosmas

Luis
Hace más de 2 años

La recibis de la península, algun dia os la cortaran y os quedareis a oscuras. Seguid con vuestro catalansimo

Valoración:0menosmas

Nofret
Hace más de 2 años

Sembla mentida que per culpa de l'estat espanyol, per deixar de contaminar, Balears ho hagui de anar a defensar a Bruseles.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1