La estación intermodal de autobuses de Palma, hace unos meses. | M. À. Cañellas

Mallorca estrenará el primer día de 2019 un nuevo mapa de transporte regular por carretera en que cuatro intercambiadores, en Palma, Inca, Manacor y Campos, garantizarán transbordos para mejorar la conexión de toda la Isla.

Ahora queda un año por delante para sacar a concurso las nuevas concesiones: tres concesionarios que tendrán que adaptarse al mapa que ha diseñado el Govern.

La Conselleria de Territori sacó este viernes a exposición pública los nuevos pliegos para la concesión del servicio de transporte por carretera ya que las actuales finalizan el 31 de diciembre de 2018: serán tres concursos diferentes para toda la isla de diez años de duración cada uno, informó el conseller Marc Pons.

Alianzas entre empresas

Las nuevas concesiones supondrán un 46 % más de kilómetros con un total de 10,9 millones recorridos, y un 48 % más de frecuencias con 535.268 frecuencias anuales, según la planificación del Ejecutivo.

Habrá más conexiones directas y el 64% de la flota la formarán autobuses nuevos, se incorporarán 19 coches eléctricos y una parte importante de la flota será de piso bajo para facilitar la accesibilidad.

Mallorca se dividirá en tres zonas pero según se establecerá el pliego de condiciones, una empresa o UTE (previsiblemente habrá alianzas de este tipo) no podrá gestionarlas todas. Las empresas tienen que aportar los vehículos y el personal. El conseller Pons precisó que se aplicarán cláusulas sociales implantadas por el Govern y que las empresas se subrogarán al personal actual.