La proliferación del alquiler turístico en el Pla ha supuesto un claro impulso de la actividad económica de estos pueblos. | Redacción Part Forana

18

Los municipios del interior de Mallorca serán los más beneficiados en la zonificación que prepara el Consell y que determinará las áreas en que se puede desarrollar el alquiler vacacional y en las que no. Los pueblos de la Mancomunitat del Pla son los que conseguirán el mayor número de plazas, de las más de 40.000 que quedan vacantes en la Isla y que la institución insular ya ha anunciado que no contempla ampliar.

El Consell de Mallorca es el organismo que fijará las reglas del reparto a partir del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) cuya aprobación inicial estará lista a finales de año. Este documento servirá para elaborar la zonificación y, entonces, se distribuirán las plazas a cada zona. El Consell ya avanzó que Mallorca se dividirá en seis áreas diferentes según las características del suelo y la posible saturación para elaborar la zonificación que establecerá dónde está permitido y dónde no el alquiler turístico.

En concreto, las seis zonas serán: suelo rústico común, suelo rústico protegido, zona costera saturada, zona costera no saturada, núcleo urbano de interior saturado y núcleo urbano de interior no saturado. Esta tipología es la que determinará las zonas donde estará permitido el alquiler vacacional en Mallorca y los más seguro es que los municipios incluidos en la zona calificada como núcleo urbano de interior no saturado coparán el mayor número de plazas para el alquiler turístico, tanto en viviendas unifamiliares como plurifamiliares. Hay que recordar que en estos municipios la actividad de alquiler vacacional ha permitido reactivar la economía local.

La distribución de las plazas no será por municipios sino por zonas y todo apunta a que ninguna de estas seis zonas se quedará sin plazas, aunque sí que habrá algunas con un número muy limitado. Desde la Conselleria de Territori i Infraestructures del Consell ya han señalado que las zonas costeras saturadas son la Platja de Palma, la costa de Calvià y Cala Millor.